Isidoro Gómez Cavero, líder de la agrupación de electores Cuenca nos Une, ha explicado tras anunciar la ruptura de su pacto con el Equipo de Gobierno de Darío Dolz, que no pretende desestabilizar el mandato del PSOE en Cuenca. “No quiero fastidiar al que está para salir yo”.

Ha señalado que la determinación de su formación será apoyar al gobierno del PSOE “en todos los contenidos que fueron recogidos en el momento de la constitución de la coalición de gobierno que damos por finalizada”. También respaldará planes y proyectos que precisen del apoyo económico e institucional del resto de administraciones.

“Esta decisión se debe a un problema de tiempos y de plazos que nos hemos dado para las cosas y estoy completamente convencido de que ahora podemos ayudar más a nuestra ciudad desde fuera que desde dentro”, explica un Gómez Cavero que asegura que “no ha sido una decisión de hoy”, sino que ya estaba tomada incluso antes de apoyar los presupuestos.

“Hemos cumplido con lo que se nos ha pedido y somos responsables de la participación en el gobierno para todo lo bueno y para todo lo malo: si Darío Dolz es responsable de la caída del muro, Isidoro Gómez también”, afirma el líder de CNU, que asegura que no habrá “malas palabras” contra el equipo de Gobierno y, de hecho, ahora lo apoyarán “de otra forma”.

Sin embargo, a partir de ahora “ya no somos partícipes de las decisiones, tenemos nuestra opinión de las cosas y podremos votar a favor o en contra”, pero niega que se la intención de Cuenca nos Une sea desestabilizar al Gobierno municipal”. Admite que en estos dos años, como es habitual en este tipo de coaliciones, “han existido incomodidades y recelos”, pero no se queja de ellos. “Nuestra intención no es fastidiar al que está para mañana salir yo”, garantiza. “Yo cumpliré hasta el último momento”, promete el cabeza visible de la agrupación.

Desde su punto de vista, “el pacto es con Emiliano García-Page y la Junta de Comunidades y hay unos plazos que se tienen que hablar para ver si se cumplen”, explica un Gómez Cavero que se lamenta de la lentitud de procedimientos administrativos “hasta para cambiar un ladrillo”. Ahora se valorará si ese compromiso con el presidente de Castilla-La Mancha se está cumpliendo y apremiar para ellos, teniendo en cuenta “que los procedimientos burocráticos en Cuenca son complicados”. Acelerar el ritmo del Ayuntamiento es uno de los objetivos que tiene esta decisión de la agrupación de electores.

“La intención de la Junta va bien y la Diputación exactamente lo mismo; la alianza entre las tres instituciones está siendo buena y tengo confianza plena en que van a cumplir su palabra, pero debe convertirse en realidad cuanto antes y ahí estaremos para apretar”, precisa Gómez Cavero.

La salida del equipo de Gobierno supone que los concejales de Cuenca nos Une dejarán de participar en la Junta de Gobierno y renuncian a las competencias delegadas y a las Concejalía de Mantenimiento y Asesoría Jurídica, Patrimonio y Montes, que eran responsabilidad de Dámaso Matarranz y Nerea Sancho, respectivamente.

Finalmente, a la pregunta de si Cuenca nos Une volverá a presentarse a las elecciones, Gómez Cavero ha respondido: “Si te digo la verdad ahora, igual pierdo el poder que tengo durante estos dos años”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here