La Policía Nacional ha logrado la detención de los once integrantes de una doble red asentada en la provincia de Toledo, que se dedicaba al cultivo de marihuana para exportarla posteriormente a diferentes países de Europa.

En septiembre de 2021, la Policía Nacional, según ha informado en nota de prensa, obtuvo los primeros indicios que apuntaban a la existencia de un complejo entramado criminal dedicado a cultivar marihuana para su exportación.

Gracias a la colaboración de las policías locales de las poblaciones implicadas, y tras seis meses de ardua investigación, los agentes consiguieron desenmascarar dos grupos criminales, liderados por la misma persona, que gestionaban hasta cinco centros diferentes de cultivo de droga: uno en Magán, otro en Olías del Rey, uno más en Villasequilla y dos en la localidad de Recas.

Cada uno de los integrantes de esta red desempeñaba una función concreta: mientras unos se dedicaban al cultivo, otros estaban especializados en el cuidado de la droga durante su fase de crecimiento, otros colaboraban durante la fase de recolección y finalmente, tras su empaquetado, el jefe procedía personalmente a la distribución y venta del estupefaciente.

  • JCCM Turismo de Verano
    Advertisement
  • AMFAR - Educación Mujeres Rurales

Por otro lado, el presunto cabecilla de la trama estaba asentado en la ciudad de Toledo y se dedicaba a distribuir al menudeo diferentes tipos de sustancias estupefacientes, convirtiendo así su propio domicilio en un auténtico punto negro de venta de drogas.

El punto final a esta operación se puso el pasado 9 de febrero, cuando la Policía Nacional efectuó seis registros en los inmuebles que utilizaban para desarrollar su actividad criminal, logrando la detención de 11 personas, así como la incautación de 2.367 plantas de Cannabis Sativa, 19 kilogramos de marihuana lista para distribuir y 125.010 euros en efectivo.

Durante el registro en la vivienda que utilizaba el supuesto dirigente, los agentes hallaron 8,6 kilogramos de marihuana, 267 gramos de hachís, 3 gramos de cocaína, 29 pastillas de éxtasis y 1,5 gramos de MDA.

De todos los detenidos se dio cuenta al actual Juzgado de Instrucción número Uno de Toledo, donde tendrán que responder de la presunta comisión de los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a grupo criminal y defraudación de fluido eléctrico.

AMFAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí