La Audiencia Provincial de Toledo en su Secci√≥n Segunda ha condenado a D.D.M. a 22 a√Īos y medio de prisi√≥n por un delito de asesinato consumado, apreciando la concurrencia de las agravantes de parentesco y de g√©nero, por asesinar a su exmujer el 21 de enero de 2020 en la localidad toledana de Puebla de Almoradiel.

De igual modo deberá indemnizar a sus dos hijos menores, que son víctimas y perjudicados, con la cantidad de 200.000 euros a cada uno.



La prohibición se extiende en cuanto al alejamiento y comunicación a la tutora legal de los menores, actualmente F.E.M.y en tanto se mantenga el ejercicio del cargo.

El pasado 11 de noviembre, un jurado popular lo declaraba culpable de asesinato con alevosía por unanimidad.


ACREDITA
Advertisement

HECHOS PROBADOS

La sentencia declara probado, de acuerdo con el veredicto del jurado, que entre las 20.00 y las 23.59 horas del 21 de enero de 2020, en el domicilio familiar, se inici√≥ una discusi√≥n entre D.D.M. y su exmujer en presencia de su hija de 13 a√Īos. En un momento determinado de dicha discusi√≥n, D.D.M. cogi√≥ un cuchillo de cocina de forma que cuando la v√≠ctima, en actitud evasiva, le dio la espalda y se encogi√≥ para cubrirse, con intenci√≥n de acabar con su vida o aceptando que dicho resultado pudiera producirse y sin que su exmujer tuviera posibilidad alguna de defenderse le propin√≥ con el cuchillo dos pu√Īaladas en la espalda y despu√©s, al incorporarse, varias m√°s en el t√≥rax, el antebrazo y mano derecha, en la mano izquierda y en la pierna izquierda.

La sentencia determina que la causa de la muerte fue un shock hipovolémico causado fundamentalmente por la herida en la línea paraesternal izquierda que afectó al corazón en todo su espesor, sufriendo una serie de lesiones que le provocaron la muerte de manera inmediata.


Lokinn

Con posterioridad, el ya condenado, sobre las 0.30 horas del 22 de enero, llam√≥ al Servicio de Emergencias 112 diciendo que hab√≠a matado a su mujer apu√Īal√°ndola en el coraz√≥n, de forma que, cuando le ofrecieron ayuda, dijo, con √°nimo de prolongar su agon√≠a, que no quer√≠a ayuda y que se muriera. Esta llamada fue para comunicar que hab√≠a matado a su mujer y entregarse a las autoridades, preguntando si iba a venir alguien de parte del cuartel.

Poco después, el acusado también llamó a su vecina en torno a las 1.01 horas diciéndole que había matado a su exmujer porque se iba con moros y negros y se lo restregaba en la cara, afirmando también que se había encargado de que estuviera bien muerta. Esta llamada fue también para interesarse por su hija porque, aunque no sabía si había visto algo, sabía que había salido corriendo, contándole también lo que había hecho y que estaba esperando a que viniera a por él la Guardia Civil.



Sin embargo, la sentencia determina que el acusado no prolongó la agonía de la víctima, ya que la misma falleció de forma casi inmediata por el pinchazo en el corazón, tal y como determina el informe definitivo de autopsia, de forma que cuando comunicó los hechos ya se encontraba fallecida.

También afirma la sentencia que D.D.M. actuó de la forma en la que lo hizo basado en razones de dominación o humillación a la mujer o en un sentimiento de posesión hacia la mujer o por considerar a la mujer inferior, no respetando su voluntad o su libertad por el hecho de ser mujer.

Tambi√©n reza el escrito que no ha quedado acreditado que el acusado actuara movido por est√≠mulos suficientemente poderosos como para afectar a las capacidades intelectivas o volitivas, a√ļn de forma fugaz, y as√≠ explicar una reacci√≥n en el mismo que le llevase a actuar de esa manera.

Tampoco queda acreditado que el acusado haya destinado todo el dinero que tenía para ayudar a sus dos hijos.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí