Todo estaba atado y bien atado en la preparaci√≥n del discurso del PP para el debate sobre el estado de la Naci√≥n. En el guion de la intervenci√≥n que ley√≥ la portavoz Cuca Gamarra no hubo ninguna novedad, nada nuevo al bloqueo al que nos tienen acostumbrados: ‚ÄúQue caiga Espa√Īa, que ya la levantaremos‚ÄĚ, parec√≠a pensar desde su esca√Īo el callado Feij√≥o.

Sin embargo, el anuncio del presidente Pedro Sánchez de pedir un esfuerzo a los que más están ganando (como la banca y las grandes eléctricas) para aliviar la carga a clases medias y trabajadoras descolocó a la bancada de la derecha. Por no hablar de los que se sientan más allá, con un Abascal tan falto de argumentos que no fue capaz ni de agotar el tiempo de su intervención.


Lokinn

La pregunta sin contestar sobrevol√≥ a lo largo de todo el debate ¬ŅVan a apoyar esta vez las medidas que necesita la gente corriente o van a seguir en el No como han hecho con todas las medidas sociales de esta legislatura?

Lamentablemente el discurso prefabricado de la portavoz del grupo popular no dio respuesta a esta pregunta.

Hubiese sido importante que el PP nos aclarara si esta vez s√≠ van a estar del lado de la mayor√≠a social. Aunque pens√°ndolo bien, este alarde de transparencia ser√≠a un tanto extra√Īo en este partido; su marca de la casa no es la transparencia sino la oscuridad de los audios de Villarejo.

Lo cierto es que el PP tiene difícil apoyar medidas que avancen en el bienestar social del país, su pasado les persigue. En la anterior crisis apostaron por los recortes y por el despido libre, bajo el barniz de la corrupción.

Todo lo opuesto a lo realizado por el gobierno socialista, políticas sin recortes, poniendo en marcha el Ingreso Mínimo Vital y con mayor estabilidad en el empleo, con el mejor dato de afiliación de la serie histórica. Todas ellas medidas para avanzar en cohesión social frente a la situación económica.

Medidas como las anunciadas esta semana para abaratar el bolsillo de los trabajadores y trabajadoras que viajan diariamente en trenes de media distancia o AVANT. Que se suman a los m√°s de 15.000 millones de euros del plan para hacer frente al aumento de los precios por la guerra de Ucrania.


Vinícola de Tomelloso

Los Debates del estado de la Naci√≥n son un buen term√≥metro para ver la solidez de los proyectos que aspiran a gobernar nuestro pa√≠s. Esta semana se vio que en Espa√Īa solo un gobierno de Pedro S√°nchez ofrece una respuesta social y seria. Espa√Īa ha vivido crisis iguales, pero hoy la soluciones son distintas, soluciones que con los socialistas van a por todas en la defensa de la clase media y trabajadora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí