El Sindicato de Enfermería (Satse) ha tasado en 200 las camas hospitalarias que cerrarán este verano en centros de Castilla-La Mancha, lo que ante el auge de la séptima ola de coronavirus puede suponer «una bomba de relojería», por lo que cargan contra lo que consideran «falta de previsión e incapacidad de las administraciones sanitarias».

De las 200 camas que estiman que se cerrarán en los hospitales de Castilla-La Mancha, 40 camas corresponden a los hospitales de la provincia de Albacete; 50 en la provincia de Ciudad Real y 111 en la provincia de Toledo).



Según los estudios de Satse, desde el pasado mes de junio se han vuelto a establecer cierres programados y progresivos de camas, consultas externas, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas en los centros hospitalarios del conjunto del Estado que se mantendrán los meses de julio, agosto y septiembre, informa la formación en nota de prensa.

En concreto, y según los datos recabados por Satse en las diferentes autonomías, está previsto que se vayan a cerrar en verano, al menos, 8.594 camas en el conjunto del Estado.



Al respecto, SATSE apunta que se trata de una cifra global «a la baja», ya que en distintos centros y servicios no han querido dar los datos, argumentando que dependerá de la evolución futura de la situación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí