Por un momento, la pandemia del covid-19 pareci贸 repuntar la preocupaci贸n de los ciudadanos por tener una alimentaci贸n saludable, cocinar en casa y usar alimentos frescos. Sin embargo, parece que hemos olvidado aquellas buenas intenciones. Y esto es lo que precisamente demuestra el informe de Vivaz, ya que existe una fuerte disonancia entre la percepci贸n y la realidad en los h谩bitos de alimentaci贸n: el 78 % de los castellanomanchegos valora su dieta de notable o sobresaliente, ligeramente por encima de la media nacional (76 %), y todos los espa帽oles se aprueban holgadamente, con un 7,3 de media.

Sin embargo, el 39 % de los castellanomanchegos admite consumir ultraprocesados 3 o m谩s d铆as a la semana, y 7 de cada 10 afirma comer platos precocinados todas las semanas. Adem谩s, casi 1 de cada 10 habitantes de Castilla-La Mancha sostiene que pide comida a domicilio 2 o 3 veces a la semana o m谩s.

Esta es la principal conclusi贸n que se desprende del informe 鈥淧ercepci贸n vs realidad en los h谩bitos de alimentaci贸n de los espa帽oles: An谩lisis de la percepci贸n de la calidad de la dieta de la poblaci贸n frente a la realidad de sus h谩bitos de dieta, cocina y compra.鈥 elaborado por Vivaz, la marca de seguros de salud de L铆nea Directa Aseguradora, a trav茅s una encuesta a m谩s de 1.700 personas, y con el asesoramiento de Juan Revenga, uno de los nutricionistas m谩s reputados de Espa帽a y asesor de Vivaz en materia de alimentaci贸n.

La mala alimentaci贸n es un reflejo de la transformaci贸n y los h谩bitos sociales actuales. El cambio en los ritmos laborales y las diferencias socioecon贸micas de los ciudadanos hacen que la industria ofrezca alternativas m谩s c贸modas en apariencia, pero poco saludables, como los ultraprocesados o las comidas preparadas y, por tanto, la poblaci贸n deje de dedicar tiempo a la cocina. La falta de tiempo y el desconocimiento son las principales razones que esgrimen los espa帽oles para no cocinar de forma diaria, al menos as铆 lo afirman 6 de cada 10 adultos.



El estudio realizado por Vivaz confirma que solo el 23 % de los castellanomanchegos, por debajo de la media nacional (28 %), dice cocinar a partir de alimentos frescos (verduras, legumbres, carne, pescado o huevos) todos los d铆as. Esta situaci贸n pone de relieve, adem谩s, el poco tiempo que dedican los espa帽oles a ense帽ar a los ni帽os esta actividad porque solo el 7 % involucra a los m谩s peque帽os de la casa en la cocina. Cocinar en familia es, seg煤n los expertos, fundamental para trasladar los buenos h谩bitos alimenticios a los hijos desde bien temprano.

Abuso de ultraprocesados, comida preparada y a domicilio

Los ultraprocesados son la principal amenaza para una mala alimentaci贸n, debido a los excesos de az煤cares, grasas saturadas y sal de que est谩n compuestos y suponen un tercio de las calor铆as que consume un adulto en Espa帽a al d铆a. Seg煤n los datos de 鈥淓l Coco鈥, aplicaci贸n m贸vil gratuita que escanea los c贸digos de barras de los productos para identificar aquellos que son saludables, los ultraprocesados son el 64 % de los productos m谩s vendidos en los supermercados.


Lokinn

La elecci贸n de ultraprocesados, comida preparada y a domicilio frente a la tarea de cocinar es especialmente alarmante en los m谩s j贸venes (de 18 a 29 a帽os). Casi la mitad de los espa帽oles consume ultraprocesados 3 d铆as o m谩s a la semana; muy por encima de la media (un tercio) y un 80 % de consume platos precocinados todas las semanas. Adem谩s, un 18 % pide comida a domicilio 2, o 3 veces a la semana o m谩s, dato que casi duplica la media nacional (10 %).

El 78 % de los habitantes de Castilla-La Mancha califica su alimentaci贸n de notable o sobresaliente

Diferencias por CCAA en el consumo de platos preparados

Por Comunidades Aut贸nomas, los habitantes de Islas Baleares (73 %), Madrid (72 %), Catalu帽a y Canarias (71 %) son quienes consumen m谩s platos precocinados m谩s de una vez a la semana en comparaci贸n con la media nacional (66 %).



Seg煤n los datos de este estudio, los castellanomanchegos (70 %) se encuentran ligeramente por encima de la media nacional (66 %) en el consumo de platos precocinados y preparados.

Mientras, los gallegos (39 %), c谩ntabros (52 %) y asturianos y vascos (55 %) son los que consumen menos platos precocinados.

Estos resultados ponen de manifiesto que en el norte se comen menos platos precocinados que en el conjunto de Espa帽a, mientras que en el arco mediterr谩neo (centro y este peninsular junto con las islas) se opta en mayor medida por las comidas preparadas, seg煤n se desprende de las respuestas de los encuestados.

Solo 2 porciones de frutas, verduras y hortalizas al d铆a

Una pieza de fruta es menos cal贸rica, m谩s saciante y nutricionalmente mucho m谩s positiva que cualquier snack ultraprocesado. Sin embargo, solo el 4 % de la poblaci贸n come al menos 5 piezas entre frutas, verduras y hortalizas al d铆a, recomendaci贸n de la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS), siendo 2 porciones diarias lo m谩s frecuente (23 %).


DO La Mancha

De igual modo, la poblaci贸n espa帽ola no incluye en su alimentaci贸n buenos h谩bitos duraderos, sino que decide ponerse a dieta a pesar de su demostrada ineficacia para mantener los objetivos a medio y largo plazo. Tanto es as铆 que, seg煤n los datos del estudio de Vivaz, y en consonancia con otros estudios cient铆ficos, en torno a 6 de cada 10 espa帽oles afirma haber estado a r茅gimen alguna vez y la mitad de los que han hecho dieta ha engordado.

El precio, factor clave a la hora de comprar

Los espa帽oles se gu铆an por el precio cuando compran, seg煤n se desprende del estudio realizado por Vivaz, algo que se acent煤a con el contexto de alta inflaci贸n que vivimos actualmente. En este sentido, para casi el 50 % de los espa帽oles el precio es lo m谩s relevante a la hora de comprar por delante de la calidad nutricional o de que el alimento sea fresco. Tambi茅n, la mitad de los espa帽oles reconocen haber cambiado la composici贸n de su carrito por la subida de precios de los 煤ltimos meses.


Vin铆cola de Tomelloso

A la hora de elegir establecimiento, el 60 % de los espa帽oles prefiere comprar en el supermercado frente a otras superficies como el mercado, que tienen, siempre, una mayor proporci贸n de productos frescos y de temporada. Adem谩s, casi la mitad de los espa帽oles (48 %) no se fija en la informaci贸n nutricional etiquetada en los productos.

Factores de riesgo asociados a una mala alimentaci贸n

C贸mo comemos tiene impacto en la salud. De hecho, en los 煤ltimos a帽os, ha habido un aumento de las Enfermedades no transmisibles (ENTs) como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares. Esto sucede, en cierta medida, por el alejamiento de los patrones diet茅ticos asociados a la conocida 鈥渄ieta mediterr谩nea鈥, el incremento de ultraprocesados as铆 como el estilo de vida en las grandes ciudades.



En este sentido, el 57 % de la poblaci贸n est谩 diagnosticada de enfermedades en las que est谩n implicados sus h谩bitos alimentarios (bien como factor de riesgo, bien como parte del tratamiento o ambos al mismo tiempo) entre los que se encuentran el colesterol, la hipertensi贸n arterial, enfermedades cr贸nicas digestivas o intestinales como la gastritis, la enfermedad de Crohn o la diabetes tipo 2.

Para reducir en la medida de lo posible estos factores que son clave a todo lo largo del desarrollo vital, Vivaz y Juan Revenga, nutricionista y asesor de la marca de seguros de seguros de salud de L铆nea Directa Aseguradora, recomiendan mantener los siguientes h谩bitos de alimentaci贸n saludable:

  1. Incluir, al menos, 5 porciones entre frutas, verduras y hortalizas al d铆a. Una buena forma de lograr este objetivo es incluir una raci贸n de alimentos vegetales en la comida, la cena y los postres. De esta forma ya se ingieren 4 de las 5 raciones recomendadas.
  2. Reducir los ultraprocesados. Son productos ricos en az煤cares y con niveles excesivos de energ铆a, grasas poco saludables y sal. La consigna es: cuanto menos, mejor.
  3. Cocinar en casa. Cocinar lo que se come es un factor decisivo para mantener unos buenos h谩bitos alimenticios, pero solo sirve si se cocina a partir de alimentos frescos. Cocinar no es calentar, hornear, fre铆r o a帽adir agua a platos precocinados.
  4. Involucrar a los hijos en la cocina. Es la mejor forma de trasladar los buenos h谩bitos en casa a los m谩s peque帽os. No se trata de decirles qu茅 deben comer, sino que participen en las tareas de adquirir los alimentos y prepararlos.
El 78 % de los habitantes de Castilla-La Mancha califica su alimentaci贸n de notable o sobresaliente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqu铆