Las organizaciones profesionales agrarias Asaja, COAG y UPA y Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha han trasladado al director general del Agua del Ministerio de la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco), Teodoro Estrela, tras la ronda de contactos con los presidentes de las confederaciones hidrográficas que más afectan a Castilla-La Mancha, su «decepción» y «preocupación» tras las reuniones mantenidas con los responsables de la gestión del agua en torno a los difrentes planes de cuenca.

El encuentro era el colofón de las reuniones desarrolladas en los dos últimos meses con los presidentes de las Confederaciones del Guadiana, Tajo, Segura, y con él mismo, para buscar una solución a los planes de cuenca presentados por cada una de ellas, donde «en modo alguno se satisfacen las demandas de los agricultores, ganaderos y, en general, la industria agroalimentaria, para garantizar una agricultura digna, rentable y garante de una producción de alimentos para la sociedad».


Vinícola de Tomelloso

A todos ellos se les ha ido pidiendo modificaciones que garanticen el uso sostenible y compatible del agua con el sector agroalimentario y todo apunta a que «no va a ser posible».

Por parte del sector, acudieron a la cita con el Miteco el director de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, Juan Miguel del Real; el portavoz de Agua de la organización, Julio Bacete, y el responsable de Medio Ambiente, Jacinto Tello; el secretario general y el secretario general técnico de Asaja Castilla-La Mancha, José María Fresneda y Arturo Serrano, respectivamente; secretario regional de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo y Noelia Serrano, en representación de COAG en la región.



Todos ellos coincidieron en señalar que «ante las buenas palabras, pero pocos o ningún hecho, continuarán estudiando vía administrativa o judicial posibles futuras acciones».

En esta línea, Juan Miguel del Real ha destacado que en las reuniones no ha habido avances en ninguno de los dos temas que más preocupan: en los datos de partida sobre los que se han construido los planes hidrológicos y en materia de gobernanza del agua.



Sobre el primero, el sector agroalimentario ha presentado estudios que cuestionan los datos y las bases de cálculo sobre las que se han construido las medidas en los diferentes planes de cuenca.

A su juicio, sin acuerdo en los datos y en las variables sobre las que se calculan los recursos disponibles «no puede existir acuerdo en las medidas que se han adoptado para este nuevo periodo de planificación».

Tampoco aceptan declaraciones «preventivas» de sobreexplotación, como ocurre en el Segura, o que se mantengan eternamente tales calificaciones, como en el Guadiana, sin estudios actualizados o con dudas en los datos de cálculo utilizados.

En cuanto a la gobernanza, del Real ha señalado que tampoco hemos conseguido grandes avances, pues se ha reconocido la falta de personal, «pero nos quedamos ahí, en el lamento y en la resignación, pero sin avanzar en la descongestión administrativa de las confederaciones, principalmente la del Guadiana».

MESAS TÉCNICAS PERMANENTES

En esa búsqueda de instrumentos para mejorar el conocimiento de las aguas subterráneas y para ayudar en la mejora de la gobernanza, las cuatro organizaciones han propuesto la creación de mesas técnicas permanentes de estudio entre el sector agroalimentario y el personal de las confederaciones, para avanzar en la solución de estos problemas.

Por su parte, el secretario general de Asaja en la región ha criticado que los planes de cuenca no hayan tenido en cuenta factores muy importantes y nuevos para España y para Europa, como son la pandemia y la guerra en Ucrania.



«Los planes hidrológicos, la PAC, la Agenda 2030 no consideran la necesidad de producir alimentos, y también olvidan el futuro de los jóvenes, que no pueden acceder al agua», ha reseñado Fresneda.

Además, ha pedido al director general del Miteco, que traslade al Gobierno nacional la necesidad de que, antes de que lleguen las elecciones, vengan a Castilla-La Mancha a corroborar los compromisos que está anunciando el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, en materia de agua.



De su parte, el secretario general de UPA en Castilla-La Mancha ha valorado la creación de las mesas técnicas, un proceso novedoso muy importante en materia de agua y con buena predisposición, «pero hemos llegado tarde y, aunque no podamos influir en esta planificación, al menos, deberíamos lanzar una propuesta de futuro con datos transparentes sobre la mesa».

Del mismo modo, se ha referido a la falta de personal en las confederaciones, que considera «alarmante».



En esta línea se ha pronunciado Noelia Serrano, quien ha explicado que muchas sanciones y situaciones dramáticas entre los agricultores, se podrían haber evitado si los trámites administrativos hubieran estado en tiempo y forma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí