Las 2.000 personas que prestan el servicio de Ayuda a Domicilio a través de empresas privadas en la provincia de Ciudad Real irán a la huelga a partir del lunes 17 de enero por su convenio colectivo, caducado el pasado mes de enero.

La patronal Fecir y los representantes de la parte social han concluido este lunes sin acuerdo el preceptivo acto de mediación previa a la convocatoria de la huelga, que comenzará con paros parciales de una hora de duración durante toda la semana laboral del 17 al 21 de enero y seguirá con una huelga indefinida y a jornada completa «si la patronal mantiene su negativa a volver a la mesa de negociación», según han informado CCOO y UGT en nota de prensa.

La Fecir, según los sindicatos, «abandonó» la mesa de negociación del convenio a finales del pasado mes de octubre, tras celebrar solo dos reuniones: la primera, para recibir la plataforma sindical; y la segunda «para negarse» a mejorar los salarios salvo que la parte social aceptara «compensar cualquier incremento salarial con recortes en la Antigüedad y en las coberturas de Incapacidad Temporal».

La patronal, según CCOO y UGT, justificó su posición aduciendo que «con los precios congelados desde el año 2014 por parte de la Junta, la parte empresarial no puede seguir asumiendo el deterioro de sus márgenes», y rechazó, según los sindicatos, volver a la mesa de negociación; «aun ofreciendo la parte social otras vías de negociación que les permitiesen llegar a alcanzar un acuerdo».

  • ECOEMBES
  • Vinícola de Tomelloso

En el acto de Mediación de este lunes, los representantes empresariales han insistido, según los sindicatos, «en su negativa» a negociar incrementos salariales y han condicionado la reanudación de las negociaciones a que en ellas participe también la Junta.

Las delegadas de las trabajadoras y sus sindicatos representativos, CCOO y UGT, «han rechazado tal exigencia». Han recordado que la Administración no forma parte de la mesa de negociación del convenio colectivo y han emplazado a la Fecir a «sentarse de forma seria y constructiva para negociar un convenio satisfactorio para ambas partes, patronal y trabajadores, y que no venga nadie externo a solucionar el problema actual; sea la Junta o sean las corporaciones locales, que a la postre son las que ofertan las contratas».

Los responsables de CCOO-Hábitat y UGT-FSP en Ciudad Real, Antonio Sánchez-Carnerero y Javier Román Maeso, han denunciado que «la Fecir parece que está encantada de que las trabajadoras hagan una huelga que obligue a la Administración a intervenir. Pero es la patronal la que tiene la responsabilidad de negociar y acordar el convenio. La Fecir no puede dejar sin convenio a 2.000 personas y poner en riesgo la atención a siete mil usuarios, mayores y dependientes de decenas de municipios de la provincia».

Los sindicatos recuerdan que «estamos hablando de un sector declarado esencial, integrado por trabajadoras que lo han dado todo y lo han pasado muy mal durante la pandemia y que prestan un servicio a cambio de unos salarios muy bajos cuyo poder adquisitivo se ve además muy mermado por la evolución del IPC».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here