El equipo multidisciplinar de 12 personas, que realizó tres campañas de excavación anteriores en la Cueva de los Toriles de Carrizosa (Ciudad Real), vuelve durante las dos próximas semanas, del 17 al 28 de julio, a realizar la cuarta excavación. Según comenta el paleoantropólogo Daniel García Martínez, quien lidera el grupo junto al arqueólogo Pedro Reyes Moya Maleno, este equipo multidisciplinar incluye arqueólogos, geólogos, paleoantropólogos y biólogos de Castilla-La Mancha, Madrid y Castilla-León, que estarán unas dos semanas en la Cueva de los Toriles, realizando sus trabajos.

Su intención esta vez es seguir excavando la parte exterior de la Cueva, que comenzaron en la campaña anterior, donde se ha visto que hay restos de la prehistoria reciente, así como realizar trabajos en el interior de la Cueva. «Profundizaremos en los niveles más antiguos, del Pleistoceno, de unos 200.000 años, para buscar evidencia de presencia de neandertales u otra fauna fósil que nos dé alguna evidencia más acerca del ambiente del pasado de Castilla-La Mancha», dice Daniel García.



Daniel García y Pedro R. Moya aseguran que en los trabajos del año pasado encontraron «una falange de un humano de la que se desconocía la antigüedad en la campaña pasada». Sin embargo, gracias a las técnicas del carbono 14, «se ha constatado que tiene entre 5.000 y 6.000 años, durante la edad del Cobre».

«Esto demuestra la presencia humana en la Cueva en la Prehistoria reciente, y es una buena pista para seguir trabajando en ello


Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí