El Partido Popular y Ciudadanos han coincidido este jueves en reconocer que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha aumentado la inversión en gasto social, pero han incidido en que la situación actual precisa de un mayor esfuerzo. Por su parte, la consejera del ramo, Bárbara García Torijano, se ha ufanado de lo invertido, avalada por lo datos y estudios, como los de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales.

Ha arrancado este debate, fruto de las iniciativas parlamentarias presentadas tanto por el PP como por el PSOE, la representante de Ciudadanos, Elena Jaime, que ha reconocido que el Ejecutivo socialista «está subiendo mucho» el gasto social, pues lleva años incrementando el presupuesto. No obstante, ha alertado de que «los años convulsos que está viviendo la sociedad» precisan de un giro de tuerca.


Vinícola de Tomelloso

Tras referirse al estudio de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, que la semana pasada concluyó que Castilla-La Mancha ha sido la región con mayor incremento del gasto social desde la pandemia, ha admitido que el programa 313A de Bienestar Social ha sufrido un aumento.

«Castilla-La Mancha ha experimentado un aumento paulatino considerable en los últimos años. Son hechos que no podemos negar, pero ese aumento presupuestario ha de propiciar políticas más ambiciosas, es preciso optimizar tanto los recursos de los profesionales de los servicios sociales, como el presupuesto».


DO La Mancha

De ahí que la formación naranja haya reclamado una red que coordine a estos profesionales, que se optimice su tiempo y se elimine burocracia. También ha reclamado, por medio de una propuesta de resolución, que el Gobierno regional costee los gastos de desplazamiento de los profesionales de los servicios sociales para que puedan dar servicio a más personas, lo que aumentaría su efectividad.

EL PP RECLAMA UN FONDO DE CONTINGENCIA

Mientras, el diputado del PP Vicente Aroca también ha tirado de otro informe reciente, el de EAPN, para mantener que los datos «son lo suficientemente preocupantes para que el Gobierno regional reaccione de forma urgente y determinante».



«Es cierto que el gasto social ha aumentado, pero algo va mal cuando según EAPN en la región hay 665.000 personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social. Deberían hacérselo mirar», ha alertado.

De igual modo, ha reparado en los gastos sobrevenidos a los que tiene que hacer frente el sector residencial de la región y en que el precio de concertación de la ayuda a domicilio lleva sin revisarse desde 2014, algo que ha tildado de «barbaridad con ‘B’ de Bárbara». También ha denunciado las medidas del Gobierno central que atacan al personal de los Centros especiales de empleo.


Lokinn

De ahí que el parlamentario ‘popular’, por medio de una propuesta de resolución presentada al pleno, haya insistido en reclamar al Ejecutivo regional la creación de un fondo de contingencia que ayude a las entidades que conforman el Tercer Sector, para que puedan hacer frente al aumento de gastos que están sufriendo.

No obstante, los ‘populares’ no precisan a cuánto debe ascender dicho fondo, pues consideran que son el Ejecutivo y las entidades las que tienen que cerrar la cifra para que puedan seguir garantizando los servicios que prestan al conjunto sociedad.

PSOE: «EL PP NO PUEDE DAR LECCIONES»

Por su parte, el diputado socialista Pablo Camacho ha defendido que para combatir la desigualdad y potenciar unos servicios sociales universales y accesibles es preciso tener voluntad política y presupuesto, aspectos ambos que «están en la hoja de ruta de García-Page».

Por ello, y tras volver la vista atrás para recordar los recortes ejecutados por María Dolores de Cospedal con el beneplácito de su partido, ha indicado que los ‘populares’ «no están en condiciones de dar ninguna lección». «Ahora, las entidades sociales tienen voz en las Cortes de Castilla-La Mancha, cuando ustedes gobernaron las silenciaban», les ha reprochado.



La encargada de cerrar el debate ha sido la consejera, que se ha mostrado muy crítica con el PP. «Pretende enredar en un tema, en el que poco pueden hacerlo. Los datos nos delatan a todos», ha defendido García Torijano, que además de contrarrestar los argumentos del PP desgranando los incrementos presupuestarios experimentados por el programa 313A, ha presumido del buen trato del actual Ejecutivo a las entidades sociales.

«Ya está bien que nos hablen del Tercer Sector cuando ustedes no les abrían ni la puerta», ha dicho la titular regional de Bienestar Social, que ha añadido que lo que los castellanomanchegos reclaman a la oposición es que «sean consecuentes y reconozcan el gran trabajo de García-Page en los últimos 8 años para revertir situaciones dolorosas» provocadas por Cospedal.



«Sumarían bastante puntos si reconociesen ese trabajo y asegurasen que si gobiernan lo harían igual», ha insistido la consejera, que ha concluido añadiendo que los ‘populares’ deberían estar «orgullosos» de formar parte de esta región, donde el gasto corriente en políticas sociales –sanidad, educación y servicios sociales– ha aumentado en un 20,13 por ciento respecto a los niveles prepandemia.

RESOLUCIONES

El debate se ha sustanciado con la votación de tres resoluciones, una por partido. La de los ‘populares’, que ha sido rechazada, proponía la creación un Fondo de Contingencia con el fin de ayudar a las entidades y asociaciones sociales. De igual modo, consideran necesario hacer, de forma previa, un estudio de necesidades de cada una de ellas.

Mientras, la de los socialistas, que ha salido adelante, además de reconocer el esfuerzo inversor el Gobierno regional, le ha instado a extender servicios y recursos por toda la geografía y a establecer mecanismos de concertación y pago ágiles para favorecer a entidades locales y a las del Tercer Sector.

Por último, la de Ciudadanos, que tampoco ha prosperado, abogaba por apostar por políticas de proximidad, por una mejor coordinación entre todos los profesionales y por reducir burocracia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí