El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha postulado claramente en contra de un modelo de residencias uniforme y único, igual en todos los territorios de España, como el que se plantea el Ministerio de Derechos Sociales, dirigido por Ione Belarra. Ha reivindicado que en esta región se ha hecho «bien» y que por ello se ha conseguido que, junto con Castilla y León, la región castellanomanchega tenga «el mejor sistema público-privado, con mucha desproporción».

Así lo ha avanzado García-Page precisamente durante la inauguración de la residencia de mayores de Villacañas (Toledo), donde ha precisado como el volumen de estos centros en Castilla-La Mancha es hoy equiparable al de la Comunidad de Madrid pese a que esta autonomía triplica en población a la región castellanomanchega.



«No estoy conforme con las directrices del ministerio de área social del Gobierno que creo que no saben lo que se traen entre manos intentando plantear un modelo uniforme y único de residencias, básicamente con la idea de estorbar al sector privado y atender también algunas luchas históricas sindicales y yo no coincido con eso», ha abundado en su intervención, aludiendo a que no puede ser el modelo de residencia de Villacañas el mismo que otro que se ponga en la M-30.

Por ello, ha insistido en que Castilla-La Mancha lo ha hecho «muy bien», recordando como buena parte de las plazas que hay en la región se tutelan públicamente con ayudas o otras lo hacen con apoyos vinculados directamente al usuario, que elige la residencia que quiere.


Lokinn

BUENA ACOGIDA A EMPRESAS

En este punto, ha garantizado la colaboración «estratégica» del Gobierno regional con el sector privado. «No tenemos ningún tipo de miedo ni de rechazo y menos aún de odio social a las empresas que quieran venir a trabajar y generar riqueza y a hacerlo en el ámbito de los servicios sociales».

Así, el presidente castellanomanchego ha dicho que si bien estos años han sido en los que más excusas se podían haber usado para paralizar proyectos, ha ocurrido lo contrario, y ha asegurado que la esperanza de vida en las residencias de esta región se alarga tres años más de la media y se trabaja tanto en los problemas de siempre con la realización de más centros residenciales como en atender las emergencias del día a día. «Y vamos a cumplir con los prometido», ha abundado.


Vinícola de Tomelloso

Dicho esto, el presidente ha avanzado que el Gobierno regional se está también planteando ir más lejos aún y, a la ayuda a domicilio a la gente que quiere seguir en su casa y que «es siempre la primera opción», se suman ahora otros programas para llevar a los mayores la comida a casa y facilitar así su permanencia en la casa, su buena alimentación y sobre todo el contacto humano.

CAMINO POR RECORRER

De su lado, la consejera de Bienestar Social, Bárbara García, ha dicho que los mayores son la apuesta fundamental del Gobierno de Castilla-La Mancha, recordando que en la región hay actualmente unas 27.000 plazas de las que más de 11.000 pertenecen al ámbito público y «queda mucho camino por recorrer con ilusión y ganas».

En su intervención también ha aludido a la presencia de más de 390.000 personas mayores en la región, un número que, a su juicio, va a seguir creciendo, pero apuntado como el Gobierno de la región contribuye al retraso del envejecimiento con programas activos y más de 31.000 actividades.

«Ahora los mayores cuando llegan a las residencias no vienen tristes sino con ganas de compartir y con las garantías de un Gobierno que ha sacado la orden del concierto social que genera estabilidad al sector», ha subrayado.



SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO PARA 1200 MAYORES DE TOLEDO

También el presidente de la Diputación Provincial de Toledo, Álvaro Gutiérrez, ha aprovechado su exposición para anunciar que se acaba de licitar la prestación del servicio de comidas a domicilio que se pondrá en marcha en los próximos días con el fin de que esté implantado ya en el mes de noviembre.

Un proyecto cuya inversión ha cuantificado en 2,6 millones de euros y con la previsión de llegar a unos 1.200 mayores de los municipios toledanos.



EL ALCALDE PIDE MÁS PLAZAS CONCERTADAS

Por último, el alcalde de Villacañas, Jaime Martínez, ha puesto el acento en a necesidad de este servicio para los mayores como algo que era esperado y con el deseo de que «poco a poco» disponga de más plazas concertadas.

Martínez ha aprovechado para pedir al presidente regional que vuelva pronto a inaugurar la piscina climatizada, tras avanzar que los últimos trámites están a punto de resolverse.

García-Page ha recogido el guante lanzado por el regidor villacañero, comprometiéndose a inaugurar esta infraestructura aunque no a ponerse el bañador para meterse en ella porque, entre chascarrillos, ha defendido que eso no le conviene, «menos a las puertas unas elecciones», ha dicho entre risas.

RESIDENCIA DE 180 PLAZAS

La residencia de mayores de Villacañascuenta con 180 plazas y tiene también estancias temporales para atender recuperaciones hospitalarias, urgencias sociales y respiros familiares.



El centro está organizado según el grado de dependencia, en unidades de convivencia, de entre 15 y 20 residentes. Cada unidad está compuesta por habitaciones dobles e individuales, sala de estar común para promover actividades entre usuarios y también con familiares, cocina-office y terrazas exteriores accesibles que permiten actividades en el exterior. Cada unidad de convivencia tiene sus profesionales asignados garantizando mayor cercanía y conocimiento de los y las residentes y sus familias.

Además, cuenta con cocina y lavandería propias. La cocina es propia y adaptada a los gustos de las personas usuarias. Como servicios complementarios se ofrece podología y peluquería.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí