La lluvia protagonizará la meteorología de esta semana en la mayor parte del país, ya que llegarán sucesivas borrascas atlánticas y, al mismo tiempo persistirá el flujo de vientos húmedos procedentes del Mediterráneo, que será precisamente la zona en la que más cantidad de precipitación se recogerá, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha señalado que las comunidades del Mediterráneo y especialmente en el centro y norte de la Comunidad Valenciana podrán acumular hasta el viernes más de 300 litros por metro cuadrado. «Es más de la mitad de lo que suele llover en un año completo», ha comentado.


Vinícola de Tomelloso

En general, augura que esta semana llegará «mucha lluvia» durante buena parte de esta semana, especialmente en el área mediterránea, que dejará acumulaciones importantes de precipitación.

Además, el viento soplará con fuerza en el Mediterráneo y el mar estará revuelto durante buena parte de la semana. Mientras, el ambiente estará más tranquilo en el extremo norte peninsular y en general las temperaturas estarán más altas de lo normal, sobre todo en el tercio norte, donde lloverá menos, mientras en las regiones mediterráneas serán algo más frescas.



En concreto, ha precisado que desde las 9.00 horas del domingo hasta las 8.00 horas de este lunes se han registrado chubascos de intensidad fuerte en la provincia de Huelva y en puntos del litoral de Barcelona y en puntos de Gerona se han acumulado más de 80 litros por metro cuadrado.

Este lunes prevé que puedan caer más de 100 litros por metro cuadrado en la mayor parte de España, sobre todo en Andalucía Occidental, provincia de Málaga, sistema Central, sur de Cataluña y norte de la Comunidad Valenciana. Donde menos lloverá este lunes será en el este de Baleares, en Galicia y en el cantábrico y soplará viento intenso en el País Vasco y Navarra.

El martes prevé que los cielos sigan muy nubosos, con precipitaciones casi generalizadas, de nuevo, aunque menos intensas y frecuentes, que el lunes serán persistentes de nuevo y localmente fuertes en el norte de la Comunidad Valenciana, este de la provincia de Teruel y sur de Tarragona, donde podrían acumularse más de 70 u 80 litros por metro cuadrado en 12 horas.

Del Campo no descarta que también sean abundantes en puntos del Sistema Central y que puedan estar acompañadas de tormenta en Extremadura y Andalucía Occidental. La cota de nieve bajará hasta los 1.100 a 1300 metros en Pirineos y se situará entre 1.300 a 1.600 metros en el resto de las montañas. Los vientos del sur y del este serán intensos en buena parte del territorio, especialmente en Baleares y en el Cantábrico oriental. En todo el área mediterránea habrá temporal marítimo con olas de más de tres metros. Las temperaturas el martes no cambiarán demasiado o subirán.

El miércoles llegará otra borrasca al suroeste de la Península y, al mismo tiempo, persistirá el flujo de vientos húmedos en el Mediterráneo lo que dará lugar a un día «muy lluvioso», con precipitaciones generalizadas en la Península y Baleares.

Las mayores acumulaciones se esperan otra vez en la Comunidad Valenciana, donde las precipitaciones serán fuertes y persistentes, sobre todo en el norte, así como en el este de Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía oriental. También añade que podrán ser persistentes en el entorno del sistema Central y localmente fuertes con tormentas en el oeste de Andalucía.



Así, indica que, de nuevo serán poco probables y débiles en caso de producirse en Galicia, Cantábrico y Pirineos. La cota de nieve rondarán los 1.300 metros a 1.700 metros y el viento soplará fuerte en el área Mediterránea e incluso muy fuerte en zonas del sureste con temporal marítimo en el Mediterráneo.

Respecto al jueves y el viernes, el portavoz prevé que sigan las precipitaciones intensas en las regiones del Mediterráneo y Baleares, con lluvias locales fuertes y persistentes en el centro y norte de la Comunidad Valenciana y en el entorno de la Región de Murcia, Andalucía oriental y Málaga.



En el tercio occidental las lluvias serán más débiles y lloverá poco en el tercio norte, donde seguirán con temperaturas sin cambios y una cota de nieve en el entorno de 1.300 a 1.500 metros.

Por otro lado, Del Campo avisa de que de nuevo podría llegar polvo en suspensión que dará lugar a calima en Melilla, en el sureste peninsular y en Baleares, con vientos intensos en el Mediterráneo y en zonas de montaña.

El fin de semana irá remitiendo poco a poco la inestabilidad aunque aún seguirán las lluvias en Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares, y pueden comenzar a llegar nuevos frentes atlánticos con lluvias por el suroeste peninsular y se espera un ascenso generalizado de las temperaturas.

En Canarias, el portavoz espera un inicio de semana con tiempo estable hasta que el miércoles lleguen vientos del norte que provoquen un descenso térmico y lluvias en el norte e interior de las islas de mayor relieve, que localmente podrían ser moderadas. El fin de semana los vientos rolarán a suroeste y soplarán fuertes en zonas altas y las lluvias afectarán principalmente a las islas occidentales.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí