La delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, ha anunciado que las obras que el Gobierno de Castilla-La Mancha está ejecutando en la carretera CM-3101 entre Tomelloso y Pedro Muñoz van a acabar antes de lo previsto y, además, el tramo se podrá abrir al tráfico rodado con varias semanas de antelación sobre el calendario estimado inicialmente.

Olmedo, que ha estado visitando las obras, ha recordado que la carretera está cerrada al tráfico desde el pasado 24 de mayo y que, en principio, estaba previsto que estuviera cortada dos meses. Sin embargo, las obras llevan buen ritmo de ejecución, con dos equipos completos de fresado y asfaltado trabajando de forma simultánea, lo que va a posibilitar que los vehículos vuelvan a circular en las primeras semanas del próximo mes, según ha informado la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en nota de prensa.



Para la representante del Gobierno regional, a la que ha acompañado el delegado provincial de la Consejería de Fomento, Casto Sánchez, y los alcaldes de Pedro Muñoz y Tomelloso, Carlos Ortiz e Inmaculada Jiménez, se trata de una magnífica noticia que va a permitir recuperar la comunicación entre estas localidades tan «importantes» de la comarca castellanomanchega y ha destacado el importe de la inversión, 2.570.000 euros, «una prueba más de que el Ejecutivo de García-Page no deja de invertir en el mantenimiento de infraestructuras».

El tramo de la CM-3101 entre Pedro Muñoz y la intersección con la CM-3102, la carretera que une Tomelloso y Socuéllamos, tiene 26 kilómetros de longitud y soporta una intensidad media de más de 1.700 vehículos al día, el 12 por ciento de ellos pesados.


Vinícola de Tomelloso

La carretera cuenta con dos carriles de tres metros y medio y arcenes de metro y medio que suman una anchura total de diez metros. A lo largo de todo el tramo se ha observado una importante degradación del firme por envejecimiento que se ha manifestado en forma de cuarteos, roturas y hundimientos localizados, lo que ha llevado a la Consejería de Fomento a plantear una actuación global de rehabilitación para mejorar la capacidad portante y renovar la textura superficial del firme.

DOS FASES DE OBRAS

Las obras se están ejecutando en dos fases. La primera de ellas se desarrolló a finales del año pasado y se está llevando a cabo en la actualidad, la cual ha motivado el cierre de la carretera al tráfico rodado. En la primera fase se reparó la travesía de Pedro Muñoz con un fresado y reposición del firme, así como los dos primeros kilómetros saliendo desde Tomelloso, donde se realizó un refuerzo del firme existente con una capa de rodadura de mezcla bituminosa en caliente.



El tramo que se está acondicionando desde hace unas semanas es el comprendido entre los kilómetros 23,5 y 46,5, en los que se está practicando un reciclado con emulsión del firme existente para, posteriormente, extender una capa de rodadura de mezcla bituminosa en frío, trabajos que se han pospuesto a estos meses, ya que la técnica de reciclado en frío con emulsión precisa de temperaturas medias elevadas para dar un buen resultado. El proyecto incluye también la correspondiente renovación de la señalización vertical y horizontal, mejora de accesos e instalación de barreras de seguridad.

Por su parte, la alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez, ha destacado la importancia de seguir apostando por la mejora de las vías de comunicación que pasan por Tomelloso, señalando que el tramo en el que se están las realizando las obras de esta carretera soporta una intensidad medida de más de 1.700 vehículos al día, el 12% de ellos pesados, según ha informado el Consistorio en nota de prensa.


Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí