El Grupo Social ONCE ha conseguido empleo para 6.894 personas con discapacidad de Castilla-La Mancha en los últimos 20 años, gracias al apoyo del Fondo Social Europeo. Así lo ha señalado este lunes el vicepresidente de la ONCE, Alberto Durán, durante su intervención en el seminario ‘Europa se acerca a ti’ en Toledo.

Durán ha destacado también que a través del desarrollo de sucesivos proyectos se ha orientado a 24.832 personas con discapacidad de Castilla-La Mancha, llegando a formar a 12.174, lo que supone «un gran impacto cualitativo tanto en las personas participantes como en sus familias, así como de valor social aportado a las empresas, empleadores y otros agentes, que han confiado en el talento a lo largo de estos años».



«Queremos que haya una gran participación de la ciudadanía europea con discapacidad en las actividades organizadas por las distintas instituciones europeas. Europa la hacemos entre todos y tiene que servir como escenario de participación de todas las personas, también las que tenemos algún tipo de discapacidad», ha apuntado.

El objetivo de este seminario, impulsado por el área de Relaciones Internacionales del Grupo Social ONCE a través de la Oficina Técnica para Asuntos Europeos, ha sido acercar a la sociedad castellanomanchega las distintas iniciativas que se realizan gracias al Parlamento Europeo, y también cómo afectan o benefician a las personas con discapacidad.



En el mismo intervino la eurodiputada por Castilla-La Mancha, Cristina Maestre, quien ha señalado que «es muy importante que los ciudadanos conozcan lo que hacemos desde las instituciones europeas para mejorar la vida de las personas con algún tipo de discapacidad».

AVANCE EN DERECHOS

En este sentido, ha dicho que se ha avanzado en derechos, prestaciones, servicios y accesibilidad, y buena parte de ello ha tenido que ver «con el impulso que ha dado Europa y el papel del Grupo Social ONCE porque están llevando la voz de las personas con discapacidad para que las agendas europeas tengan en cuenta de forma transversal la política social».



«Estamos decididos a que ese cambio que estamos impulsando en Bruselas como consecuencia de los grandes desafíos (guerras, crisis económica, problemas energéticos), siempre vayan acompañados por el pilar europeo de derechos sociales y políticas que no dejen a nadie en el camino y mucho menos a las personas con discapacidad», ha agregado Maestre.

Por ello ha explicado que quedan retos orientados a exigir a países que van más despacio a la hora de fijar esos compromisos sociales y establecer estándares mínimos de calidad en atención social y en el apoyo a las familias «para competir en igualdad de condiciones en la sociedad actual».



Además la directora general de Asuntos Europeos de Castilla-La Mancha, Virginia Marco, ha explicado que el Fondo Social Europeo (FSE) promueve la igualdad de oportunidades para todos sin discriminación, y de forma concreta la inclusión en la sociedad de las personas con discapacidad «en pie de igualdad con los demás».

En el mismo sentido a través del FSE se contribuye a la promoción de la accesibilidad de las personas con discapacidad «con miras a mejorar su integración en el empleo, la educación y la formación mejorando así su inclusión en todos los ámbitos de la vida», subrayó.



Dentro del ámbito regional de Castilla-La Mancha, 11.318 personas con discapacidad han participado en el Programa Operativo 2014-2020. «La ayuda asignada para el programa regional ‘FSE+ 2021-2027’ asciende a 345,34 millones de euros, y se espera que esté aprobado a finales de este año, donde el eje de inclusión social aumentará hasta casi el 30% en Castilla-La Mancha», ha concretado Marco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí