El Gobierno de Castilla-La Mancha trabaja en la convocatoria del Bono Social de Conectividad para garantizar que las familias más vulnerables y en riesgo de exclusión cuenten con un acceso a Internet de calidad en sus hogares.

Así lo ha avanzado el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, durante la presentación de la Estrategia Regional frente a la Despoblación este viernes en Jadraque (Guadalajara), donde ha explicado que esta convocatoria se pondrá en funcionamiento antes del inicio del verano, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Para ello se van a destinar 1,3 millones de euros de los fondos de recuperación de la Unión Europea, los conocidos como Next Generation EU, que tienen entre sus pilares la transición digital en todos los ámbitos.

En este sentido, el vicepresidente ha insistido en que el acceso a Internet se ha convertido en un servicio esencial en la actualidad, que «es clave para la formación de los jóvenes y para el acceso a los distintos servicios públicos», al igual que «es impensable cualquier actividad económica sin acceder a las telecomunicaciones».


Vinícola de Tomelloso

Por ello, ha dicho, el Ejecutivo autonómico es consciente del hecho de que hay que hacer «una gran apuesta por la extensión de las redes de telecomunicaciones», por lo que ha anunciado que, en breve, se lanzará «una nueva convocatoria para seguir extendiendo la fibra óptica con 1GB a polígonos industriales ubicados en zonas afectadas por la despoblación». El objetivo es garantizar ese servicio cuando exista una iniciativa empresarial en esos polígonos industriales.

APUESTA POR LA EXTENSIÓN DE FIBRA

Durante su alocución, Martínez Guijarro ha aludido a la apuesta del Gobierno regional por la extensión de las redes de telecomunicaciones en toda la región y, especialmente, en las zonas rurales.

Desde 2015 se ha hecho un despliegue de redes de telecomunicación convirtiendo a Castilla-La Mancha en la Comunidad Autónoma donde más crece la cobertura de fibra óptica. A día de hoy, casi todos los núcleos de población o localidades de más de 300 habitantes de la región disponen de una conexión de fibra óptica de al menos 300Mb de velocidad. «Esta comarca es buen ejemplo de ello. Aquí en Jadraque hay fibra óptica. Tienen acceso a fibra óptica el 95 por ciento de los habitantes de la Sierra Norte de Guadalajara», ha asegurado.

Un servicio que, tal y como ha apostillado el vicepresidente, ha podido llegar hasta estas zonas también gracias a la apuesta de pequeños operadores locales que han facilitado la cobertura en estos territorios porque, «sin ellos, no hubiese sido posible».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí