La fase ordinaria de las pruebas de Acceso a la Universidad (EvAU) en la Universidad de Castilla-La Mancha ha comenzado este miércoles con el tratado de Utrecht y la Batalla de Lepanto entre las primeras preguntas a desarrollar.

La prueba se ha desarrollado durante una jornada en la que se ha visto «más alegría» y que marcará el principio de una selectividad con mayor nota de corte que en las ediciones anteriores según han destacado la vicerrectora de Estudiantes, Ángeles Carrasco, y el coordinador técnico de las pruebas, Jesús Manuel Molero, junto con la presidenta del Tribunal Único, Rocío Gómez.

La prueba ha comenzado este miércoles a las 9.30 horas y terminará el viernes por la mañana. Así, durante la primera jornada, los 8.555 alumnos matriculados de la región han podido examinarse de las asignaturas troncales Historia, Lengua y Literatura y un idioma extranjero.

La cuarta asignatura troncal y optativas se distribuyen en función de la modalidad del Bachillerato «evitando que haya coincidencias que muchas veces son inevitables», ha dicho Molero, ya «según la legislación actual, los alumnos pueden examinarse de todas las asignaturas posibles» aunque «no va a quedar ningún estudiante sin examinarse de las asignaturas que quieran».


Vinícola de Tomelloso

EL MODELO DE EXAMEN COVID ELEVA LA NOTA DE CORTE

Asimismo, ha destacado que los alumnos están contentos y que además, el modelo examen por la COVID, «es más flexible» y por lo tanto «redunda en una calificación más alta», elevando la nota de corte. «Estos exámenes tienen una calificación más alta y se eleva la de todos los estudiantes, la realidad que se mantiene durante dos años y que, según el Ministerio de Educación, seguirá también el año que viene», ha explicado Molero.

Por su parte, Carrasco ha incidido en que «el hecho de hablar sin mascarilla y poder estar fuera sin estar separados, hace mucho, los alumnos van más tranquilos» y ha anunciado que «no han tenido incidencias COVID salvo algún vigilante que no ha ido por prudencia». «Que no haya nadie separándolos, que se puedan abrazar , aunque antes lo hacían, pero teníamos una vigilancia más exhaustiva para que no nos atribuyeran el descuido este año es diferente y se ve más alegría», ha añadido


ACREDITA
Advertisement

De esta forma, al acabar el periodo de exámenes, el lunes comenzarán las correcciones y el martes por la tarde los alumnos podrán conocer sus calificaciones. «Si no están de acuerdo, pueden solicitar la reclamación y habrá una segunda y tercera corrección», ha explicado Gómez añadiendo que «si hay más de 2 puntos entre la primera y la segunda, se saltaría a una tercera reclamación».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí