El PIB de Castilla-La Mancha se situó en el 0,69% del PIB hasta noviembre con 293 millones de euros, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Hacienda.

Estos datos indican que el déficit conjunto de la Administración Central, la Seguridad Social y las comunidades autónomas se ha situado en 55.477 millones de euros entre enero y noviembre de 2021, lo que supone una reducción del 38% respecto al mismo periodo del año anterior y una cifra equivalente al 4,61% del PIB.

A falta del mes de diciembre para conocer el dato definitivo de 2021, el Gobierno ya ha reconocido que la cifra final se situará por debajo del 8,4% del PIB estimado, gracias al alza del los ingresos fiscales, que el pasado año registraron récord histórico, con un aumento del 15,1%, hacmsta los 223.382 millones, superando los niveles prepandemia.

Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Hacienda, si se incluye el saldo de la ayuda a las instituciones financieras, el déficit público hasta noviembre equivale el 4,62% del PIB.

  • Vinícola de Tomelloso

Desglosando los datos por administraciones, en los once primeros meses del año el Estado ha registrado un déficit equivalente al 5,4% del PIB, frente al 6,45% existente en el mismo período de 2020.

De esta forma, el déficit se sitúa en 65.008 millones, lo que supone un descenso del 10,2% respecto a los 72.365 millones del mismo periodo del ejercicio anterior.

FERCAM 2022

Este resultado se debe, según Hacienda, a un «robusto» incremento de los ingresos no financieros del 18,4%, frente al comportamiento de los gastos, que crecen a un menor ritmo, con un alza del 9,6%.

SUPERÁVIT DEL 0,69% DE LAS CCAA

Por su parte, las comunidades autónomas registraron hasta noviembre un superávit de 8.315 millones de euros, lo que equivale al 0,69% del PIB, como consecuencia de un incremento de los gastos del 7,1%, por debajo del aumento del 10,9% de los ingresos.

Entre los ingresos, Hacienda destaca los impuestos sobre la producción y las importaciones, que aumentan un 34,3%, alcanzando la cifra de 14.694 millones, destacando el crecimiento de ITP y AJD en un 47,8%. También aumentan los ingresos por impuestos sobre el capital en un 56,3%, hasta alcanzar los 2.907 millones.

Por su parte, los ingresos por impuestos sobre la renta y patrimonio caen un 1,7%, hasta los 48.815 millones; mientras que las transferencias entre AAPP crecen un 12,1%, hasta los 115.574 millones.

Las transferencias recibidas del Estado representan el 50,4% de los recursos de las comunidades, destacando la partida recogida en la Ley de PGE para 2021 por importe de 13.486 millones y destinada a dotar de mayor financiación a las CCAA para la cobertura de los servicios públicos fundamentales.

Los ingresos obtenidos del resto de recursos se sitúan en 17.021 millones de euros, con un crecimiento del 22,7%, debido, principalmente, al crecimiento de los fondos FEDER y FSE.

Entre los gastos, la remuneración de asalariados crece un 6,6% debido, entre otras razones, al mayor número de efectivos en educación y sanidad. Además, los consumos intermedios crecen un 1,6%, hasta los 30.652 millones, de los cuales 19.152 millones corresponden al ámbito sanitario.

Las subvenciones, de su lado, aumentan un 30,9%, hasta los 3.662 millones por el incremento de las ayudas al transporte, lo que se compensa con el descenso de los intereses, que disminuyen un 15,6%, hasta 2.718 millones.

Las transferencias sociales en especie se elevan en un 4,2%, hasta los 28.360 millones debido al mayor gasto en conciertos sanitarios yeducativos y al incremento del gasto en farmacia. Por su parte, lasprestaciones sociales distintas de las transferencias en especie aumentan un 4,9% y la inversión crece un 9,9% respecto a 2020, alcanzando los 12.827 millones.

De acuerdo con la información transmitida por las comunidadesautónomas, hasta noviembre 6.260 millones corresponden a gasto socio-sanitario de la Covid-19.

LA SEGURIDAD SOCIAL TAMBIÉN EN SUPERÁVIT

En cuanto a la Seguridad Social, los fondos de este organismo registraron un superávit de 1.222 millones, frente al déficit de 18.443 millones alcanzado en el mismo periodo de 2020. En términos de PIB, el superávit de la Seguridad Social se sitúa en el 0,1%, mientras que en el mismo periodo del año anterior se alcanzó un déficit que suponía el 1,64%.

Este mejor comportamiento es consecuencia de un crecimiento de los ingresos del 6,4% (destaca la buena evolución de las cotizaciones con uncrecimiento del 5,1%) frente al descenso registrado en los gastos de un4,3%.

Si se descuenta tanto en 2020 como en 2021 el impacto asociado a la Covid-19, el subsector de los fondos de la Seguridad Social habría obtenido un superávit de 11.487 millones en noviembre de 2021, superior en un 37,9% a los 8.332 millones de 2020.

Solo el Sistema de Seguridad Social registró hasta noviembre de 2021 un superávit de 2.399 millones, frente al déficit de 4.796 millones obtenido en el mismo periodo del año anterior. Los recursos han ascendido a 157.556 millones, con un crecimiento del 5% de las cotizaciones sociales.

De su lado, las transferencias recibidas, principalmente del Estado, han aumentado un 6,4%, pasando de 33.523 millones en el año 2020 a 35.668 en el 2021.

Por su parte, en lo que respecta al gasto, que se totaliza en 155.157 millones, se corresponde en gran medida con el gasto en pensiones, quecrece en un 3,1%.

Al igual que en meses anteriores destacan los datos registrados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que ha obtenido un déficit de 1.259 millones, inferior en un 90,9% al del año anterior. Estecomportamiento se debe, en gran medida, al descenso del conjunto deprestaciones por desempleo vinculadas a los ERTE y otras medidasCovid, que alcanzan los 5.077 millones, mientras que en 2020 el gasto seelevó en este periodo a los 13.469 millones.

Por último, el Fogasa presenta un superávit de 82 millones, frente a los 128 millones registrados en el mismo periodo de 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí