El sindicato Anpe ha reprochado a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte que la Resolución por la que se establece la relación de alumnos y alumnas por aula para el curso 2022/2023, no recoge la necesaria reducción de ratios en todos los niveles educativos, puesto que solo contempla una mínima reducción en el primer curso del segundo ciclo de Educación Infantil, pasando de 25 a 22 alumnos por aula.

«Una reducción de ratios a todas luces insuficiente, que además no ha sido negociada, y que aleja a Castilla-La Mancha de otras comunidades autónomas como Castilla y León, donde recientemente Anpe ha firmado un acuerdo de reducción generalizada de ratios», ha señalado el sindicato en nota de prensa.

Anpe recuerda que presentó una enmienda a la Orden de Admisión para que se redujera el número máximo de alumnos o alumnas por aula en dos puestos escolares en aquellos grupos donde se escolarice a alumnado con necesidades educativas especiales derivadas de discapacidad o trastornos graves de conducta. Una enmienda que fue aprobada por mayoría y que se incluyó en el dictamen final que el Consejo escolar presentó a la Consejería de Educación.

«Aún siendo conocedores de este dictamen, la última normativa publicada por la Consejería de Educación sobre el proceso de Admisión del alumnado para el curso 2022-2023, «no recoge ninguna reducción respecto a las ratios del alumnado con necesidades educativas especiales derivadas de discapacidad o trastornos graves de conducta», un hecho que «dificulta la atención y la respuesta educativa al alumnado y que confirma que la Consejería de Educación ha obviado el dictamen del máximo órgano consultivo de Castilla-La Mancha, el Consejo Escolar de Castilla-La Mancha, y no ha revertido un recorte que perdura ya cerca de una década».

  • Vinícola de Tomelloso

«Teniendo en cuenta, además, que la nueva Ley educativa, LOMLOE, insta a que las administraciones educativas aborden una reducción de ratios máximas en aquellos grupos con alumnos o alumnas con dificultades, para garantizar la inclusión educativa, y la atención personalizada», insisten desde el sindicato.

Para Anpe, «no hay nada más lesivo para la atención educativa individualizada y para la inclusión educativa que un elevado número de alumnos por aula, acentuado, además, por las dificultades de aprendizaje sufridas por el alumnado más vulnerable durante la pandemia», y exige a la Consejería de Educación que abordé la reducción del número máximo de alumnos y alumnas por aula en todos los niveles educativos.

FERCAM 2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí