La Asociación de Pediatras de Atención Primaria de Castilla-La Mancha (APAPCLM) ha pedido a las administraciones que pongan en marcha todos los recursos para dotar de centros educativos a los niños, niñas y adolescentes (NNA) más vulnerables de la sociedad albaceteña «que no tienen cubiertas sus necesidades», tras el rechazo manifestado hacia el traslado del Centro de acogida de menores Arcoiris.

«Pedimos generosidad y empatía hacia los niños, niñas y adolescentes más frágiles de la ciudad, los que más amor y cuidados necesitan: aquellos que no han podido ser protegidos por sus familias, no pueden ser señalados, criminalizados y discriminados por sociedad e instituciones», señalan en un comunicado.


ACREDITA
Advertisement

Se muestran preocupados por el rechazo manifestado por un grupo de vecinos del barrio Universidad de Albacete hacia el traslado del Centro de acogida de menores Arcoiris. «Este verano emergieron algunas voces críticas que no querían un centro de menores en su zona. Han recogido medio millar de firmas, han protestado frente al Ayuntamiento y han convocado para este fin de semana una manifestación de protesta».

Desde el Servicio Infancia y Familia de Bienestar Social de Albacete, que han trasladado a los pediatras que las instalaciones del nuevo centro de primera acogida suponen mejoras y condiciones más dignas para los niños, niñas y adolescentes (NNA) más vulnerables de la sociedad albaceteña.


Lokinn

En la actualidad existen en la ciudad de Albacete doce recursos habitacionales (pisos con profesionales especializados en protección de menores), distribuidos por todo el casco urbano. Este nuevo centro va a contar con unidades de convivencia que permitirán mejorar la calidad de vida y el trato personalizado y digno, garantizando con ello los derechos de este colectivo como ciudadanos, defienden desde la asociación.

«Dada la crispada situación», tuvo lugar una reunión entre representantes de Asociaciones de Vecinos, las concejalas de Barrios y de Atención a las personas, el subdelegado de Gobierno, la delegada provincial de Bienestar Social, así como los jefes de Servicio de Familia y Menores.


Vinícola de Tomelloso

En esta reunión se explicó que el Centro Arcoiris no es un centro de reinserción, sino de protección; que los usuarios del centro de acogida son víctimas de desprotección, en situación de extrema vulnerabilidad social, en desamparo, que precisan la tutela de la administración «porque sus familias no han podido cuidarlos, o bien los han maltratado y han precisado ser separados de las mismas».

«Pese a estas explicaciones, el próximo sábado 8 de octubre, aquellos contrarios al traslado del centro de menores, se manifestarán por las calles de Albacete, alegando que las futuras instalaciones están lejos del centro de la ciudad y de que en esa zona no hay infraestructuras necesarias para estos NNA (colegios, guarderías…)», han afirmado desde este colectivo de pediatras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí