La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha comparado el coste de realizar 50 viajes urbanos en transporte público en 52 capitales de provincia (además de Ceuta y Melilla) priorizando en cada caso el viaje con la tarifa más barata y aprovechando el descuento del 30% ofrecido por el Gobierno desde el 1 de septiembre al 31 de diciembre; un descuento que algunas ciudades han ampliado hasta el 50%.

Así, desde el 1 de septiembre, Vigo, Oviedo y Granada son las ciudades más caras para moverse en autobús. El coste de realizar 50 viajes al mes en el municipio es de 31,15 euros en Vigo, 29,75 euros en Huesca y 29,40 euros en Oviedo aplicando la reducción del 30% en el precio del abono transporte. Les siguen Granada (28,70 euros), Alicante (28 euros) y Madrid (27,30 euros), que hasta ahora era la más cara, pero que ha bajado posiciones gracias a la ampliación hasta el 50% del descuento del 30% ofrecido por el Gobierno.


DO La Mancha

Entre las ciudades más baratas para hacer 50 viajes destacan Albacete (7,50 euros, utilizando el abono mensual), Ciudad Real (10 euros, también con el abono mensual), Logroño (13,23 euros), Las Palmas de Gran Canaria (14 euros), Cuenca (15 euros, con bonos de diez viajes), Guadalajara (15 euros, con la tarjeta monedero) y Vitoria (15 euros), donde la reducción de las tarifas se ha ampliado hasta el 50%. Moverse por Toledo sale más caro: 22,40 euros, usando la tarjeta monedero. Y es que, si bien aplica el mismo descuento, la tarifa de partida es superior. 

OCU celebra los descuentos aplicados y espera que se amplíen más allá de diciembre en el caso de que el precio de los combustibles se mantenga en niveles superiores a los del año pasado. La organización es firme partidaria de potenciar el transporte público. No solo reduciendo las tarifas, extendiendo la red de transporte, aumentando la frecuencia de paso y fomentando la intermodalidad con la bicicleta; además es vital facilitar el intercambio entre diferentes transportes, implantando billetes válidos para los distintos medios.

El estudio de OCU confirma además el importante ahorro que supone ahora el transporte público frente al coche particular. En la actualidad, el coste en combustible para realizar 50 trayectos con un recorrido medio de 12,5 km cada uno es de 115 euros para un automóvil con motor de gasolina, 88 euros con motor de gasóleo y 19 euros con motor eléctrico. Así, frente a un coche con motor de combustión, moverse en autobús urbano suele traducirse en un ahorro superior a los 60 euros al mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí