‘Tierra de leche y miel’, el documental que aborda el tema de las migraciones humanas y el carácter cíclico de sus motivaciones, ha sido preseleccionado para optar al Goya a Mejor Documental en la edición de 2022. Una obra que, con medios limitados y de manera intimista, no busca tanto dar respuestas como propiciar la reflexión a través de las sensaciones.

El recorrido de ‘Tierra de leche y miel’ incluye algunos de los festivales más importantes del panorama nacional e internacional (FICX. Festival Internacional de Cine de Gijón; Thessaloniki Documentary Festival (Grecia); Play-Doc (Galicia) o Atlàntida Mallorca Film Fest, entre otros), y el Premio a mejor documental en la 65º SEMINCI. Ahora, ‘Tierra de leche y miel’ se abre paso en la carrera por el Goya, y tendrá su estreno en salas el 8 de diciembre. Además, y dentro del Festival Rizoma, el documental podrá verse en Madrid el 23 de noviembre en Sala Equis.

La intrahistoria de ‘Tierra de leche y miel’ es la de tres amigos que se juntan en 2016 en un viaje que les llevará a la creación de este documental de manera coral. Son Héctor Domínguez-Viguera (Ourense, 1984), Carlos Mora Fuentes (Santander, 1979), y Gonzalo Recio (Toledo, 1985) quienes, con ayuda de su productor Andrés Díaz, creador de Zerkalo Films (Madrid), logran armar este proyecto audiovisual.

La premisa era abordar el tema de los desplazamientos humanos causados por conflictos bélicos a lo largo de la Historia desde una perspectiva más cercana y reflexiva que la que muestran los medios de comunicación. Tras un largo proceso de deconstrucciones y reconstrucciones, el documental llegó a su esencia del más puro ensayo cinematográfico, focalizado en unos personajes y problemáticas muy concretas, buscando la empatía con un punto de vista observacional y mostrando la cotidianeidad de su día a día, que al relacionarse con las de otros lugares y situaciones invitan al debate activo y lo extrapolan hacia las reflexiones más globales que proponer al espectador.

Los directores han declarado: “Estamos felices con la preselección al Goya a mejor documental y con ver cómo este proyecto va envolviendo a más y más personas en su reflexión. Tan importante como el resultado final fue el proceso de su desarrollo, de lo más enriquecedor, y que se respira en el film. Antes de sacar la cámara, compartimos largos ratos con las personas que retratamos. Su hospitalidad hacia nosotros fue asombrosa. Durante el rodaje también descubrimos relaciones, ecos y reflejos entre unos países y otros. Así es como, de alguna manera, podremos formar parte de su “no lugar” y acercarnos a su día a día, e invitar a los espectadores a que hagan lo mismo en esta especie de mapa de las cicatrices de la guerra que hemos es ‘Tierra de leche y miel”.

Sinopsis

En Sarajevo, Mirsada y su hija Vanesa sobreviven, después de 25 años, en el centro colectivo de Hrasnica, esperando una solución habitacional definitiva que nunca llega. En Georgia, Bela, a sus 78 años, lucha cada día por recuperar los cuerpos de los desaparecidos en las guerras de Abjasia. A su vez, cientos de desplazados provocados por el conflicto comienzan a adquirir en Tblisi las prometidas viviendas gubernamentales. Sin embargo, a Dani, Gio y Vika, de 11 años, les cuesta asumir que tendrán que separarse y abandonar el barrio en el que han crecido. Y, en Grecia, Alia y Hussein, que huyeron de la guerra en Siria, esperan con anhelo la reunificación familiar y el reencuentro con su hija Zozan desde Polykastro, un limbo del que no es sencillo salir.

¿Qué conexiones pueden darse entre personas que habitan espacios separados por grandes distancias geográficas pero que comparten una misma herida: el exilio provocado por la guerra? La película profundiza en esta cuestión, asistiendo al día a día cotidiano de los protagonistas, personas desplazadas por las guerras de los Balcanes, Siria y Abjasia que, aunque sea en medio de ninguna parte, de un no lugar, comparten una grande y firme determinación de seguir buscando.

Sobre los directores

Héctor Domínguez-Viguera (Ourense, 1984) es graduado en Dirección de Cine y Guión por la Escuela TAI y por Master.LAV en Madrid. Trabaja como guionista para distintas productoras (Ganga, Argos). Tras sus estudios filma dos cortometrajes: “Ella y el Espejo” (2014) y “El Pozo” (2015), con Aitana Sánchez-Gijón como protagonista. Trabaja en el Departamento de Dirección de producciones nacionales e internacionales como “Terminator 6”, “The Promise” o en series como “30 Monedas” de Alex de la Iglesia para HBO. A día de hoy, se encuentra preparando su segundo largometraje “Las Brujas de O Mato”, junto a la cineasta brasileña Mónica Demes.

Carlos Mora Fuentes (Santander, 1979), estudia Ciencias Ambientales y se especializa en Ingeniería Ambiental. Posteriormente se gradúa en Dirección Cinematográfica en la Escuela TAI de Madrid. Una vez graduado, dirige dos cortometrajes: “Diles a las Mujeres que nos Vamos” (2013), basado en el relato homónimo de Raymond Carver; y “Arena” (2015), premiado en el Festival Internacional Nuevas Olas de Santander. Mientras desarrolla sus proyectos personales, trabaja en producciones nacionales e inter- nacionales (HBO, SKY TV, NETFLIX) de grandes producciones, como “Juego de Tronos”, “The man who killed Don Quixote” la serie “Snatch” o en “Diecisiete”, la última película de Daniel Sánchez Arévalo.

Carlos vive actualmente a medio camino entre Cantabria y los Países Bajos donde ha recibido fondos para desarrollar su siguiente largometraje junto a Anna Berkhof: “Level”.

Gonzalo Recio (Toledo, 1985) estudia Dirección de Cine y comienza a trabajar en TV como operador de cámara y realizador durante 5 temporadas. En 2013 crea Zerkalo Films, S.L, productora para la que trabaja desde entonces como director de fotografía y editor. Compagina el desarrollo de sus proyectos personales, tanto en el ámbito de la fotografía como en el audiovisual con el trabajo en producciones de ficción para ANTENA 3, NETFLIX o WARNER. En 2018 realizó el cortometraje documental “Still Wind”, un acercamiento introspectivo y sensorial a los campos de refugiados diseminados por toda Grecia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here