El Sindicato Médico de Castilla La Mancha (CESM-CLM) ha lamentado que «cuando aún se está comentando el lamentable acontecimiento de la presencia de un paciente portando un arma blanca en el punto de Urgencias del Centro de Salud de Quintanar de la Orden», tenga que volver a denunciar un nuevo y «desdeñable incidente» de agresión a otra facultativa en el mismo punto de Urgencias del Centro de Salud de Quintanar de la Orden (Toledo).

En nota de prensa, y ante la reiteración de las agresiones que se están produciendo, el Sindicato Médico de Castilla-La Mancha ha avanzado que tomará las medidas legales oportunas.

Y es que la organización sindical ha denunciado que los hechos ocurrieron en la tarde del pasado jueves día 16, cuando una facultativa, y otra compañera, fueron insultadas y amenazadas por una paciente.

«Los sanitarios activaron el ‘botón del pánico’, mecanismo implantado por el Sescam para estas situaciones violentas, pero éste no funcionó. Esto viene a demostrar, una vez más, que el Plan Perseo ha demostrado ser totalmente insuficiente, como medio para prevenir, proteger y combatir el fenómeno de la violencia hacia el personal sanitario, pues siguen aumentando las agresiones a facultativos», han defendido.

  • Vinícola de Tomelloso

«¿Qué más tiene que ocurrir, en el punto de Urgencias de Quintanar, para que el Sescam contrate personal de seguridad presencial para prevenir y proteger al personal sanitario frente a las agresiones? La administración debe entender y actuar conforme a los hechos y tiene la obligación de poner los medios necesarios y suficientes para que estas situaciones o parecidas no se repitan, ni en los centros ni en la atención domiciliaria», ha reclamado el CESM.

Tras asegurar que no pueden concebir un ambiente laboral en el que esté presente «la amenaza, la intimidación, el insulto, la descalificación, la humillación o cualquier otro tipo de agresión física, verbal o psicológica», han alertado de que, «desgraciadamente», en los últimos años se viene denotando un progresivo y alarmante incremento de las agresiones, así como un aumento de tensión en el trato de algunos ciudadanos hacia el personal sanitario.

Dada la reiteración de agresiones en este centro de urgencias, además de condenar la reciente agresión y solicitar a las autoridades sanitarias y judiciales la consideración de la agresión a esta compañera como delito de atentado a la autoridad, desde el sindicato Médico de Castilla-La Mancha han exigido al Sescam que se persone como acusación en la demanda tras la agresión sufrida.

De igual modo, le piden que se revisen de forma urgente todos los mecanismos de seguridad que hay en los centros, como cámaras de video vigilancia, botón del pánico, y que contrate a personal de seguridad presencial en el Centro de Salud de Quintanar, así como en aquellos centros con antecedentes de agresiones a sanitarios.

«Parece mentira que en estos momentos, en los que los sanitarios estamos dando lo mejor de nosotros mismos, con un grado de sacrificio y entrega que ha llegado al extremo de dar la propia vida por atender a nuestros pacientes, este tema vuelve a recobrar lamentablemente actualidad», ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here