La Guardia Civil ha detenido a nueve personas e investiga a otras seis, por delitos contra el patrimonio que cometían con gran violencia en municipios de las provincias de Toledo y Madrid, donde se hacían pasar por miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, según ha informado la Dirección General de la Guardia Civil.

Estas personas están relacionadas además con un delito de homicidio en grado de tentativa cometido el pasado mes de junio en la localidad de Navalcán (Toledo), donde hirieron con un arma de fuego a un hombre.

El primer robo investigado por el grupo CERES de la Guardia Civil fue cometido en La Nava de Ricomalillo (Toledo) el pasado mes de febrero. Los delincuentes accedieron a un domicilio haciéndose pasar por agentes de la Guardia Civil y agredieron con saña a sus moradores para conseguir su objetivo.

Los agentes comprobaron que se encontraban ante un grupo criminal perfectamente estructurado y jerarquizado que no dudaba en hacer uso de armas de fuego para intimidar a sus víctimas. Planificaban meticulosamente sus robos, que cometían principalmente en horario nocturno después de estudiar la zona y las vías de comunicación.

Utilizaban vehículos de alta gama que previamente habían sustraído, llegando a circular hasta 200 km/h por hora, y no dudaban en embestir a cualquier otro vehículo que pudiera interponerse en su camino.

Durante la madrugada del pasado día 12 de junio en la localidad de Navalcán varios miembros de este grupo criminal dispararon por un ajuste de cuentas hasta en ocho ocasiones contra un hombre que resultó herido en el abdomen.

La Guardia Civil comprobó que este grupo estaba asentado en dos localidades muy concretas de esta provincia, Casarrubios del Monte y Torrijos, bajo las órdenes del ‘Lolo’, un hombre de 24 años que había sido lugarteniente del alunicero ‘Goyito’, y que ya había sido detenido en una veintena de ocasiones por este Cuerpo.

En los registros se han recuperado numerosos efectos robados como prendas de vestir, elementos de perfumería y complementos, material audiovisual, una motocicleta de colección o numerosos cascos de motocross. Entre los objetos intervenidos, también había un rotativo de policía y mascarillas con los logotipos y anagramas de la Policía Nacional.

La operación continúa abierta por lo que no se descartan más detenciones ni el esclarecimiento de más hechos delictivos. El Plan Ceres ha sido creado en la Comandancia de Toledo con el objetivo de proporcionar una respuesta policial a la delincuencia de esta provincia, en especial a los delitos cometidos contra el patrimonio y otros relacionados con ellos donde se puedan constituir grupos criminales. Este Plan fue presentado el pasado abril por la directora general de la Guardia Civil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here