Asaja Castilla-La Mancha ha interpuesto un recurso de alzada contra la Resolución de 8 de julio de 2021, de la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad, por la que se limitaban temporalmente trabajos con riesgo de incendios en el medio natural y que supuso la prohibición de cosechar los días 11 y 12 de julio.

Después de estudiar «exhaustivamente» la resolución, los servicios jurídicos de la organización agraria han encontrado hasta cinco motivos de impugnación o causas de nulidad, tanto por las formas como por el contenido, y que han provocado «perjuicios» a muchos agricultores de la región, según ha informado la organización agraria en nota de prensa.

Asaja CLM ha insistido en que los agricultores son los primeros interesados en preservar el medio natural, que es precisamente donde desempeñan sus labores y donde residen ellos y sus familias.

Tal es así, recuerda, que en muchas ocasiones son los primeros en acudir a sofocar incendios, como el pasado 21 de julio cuando se declaró uno entre las provincias de Albacete y Ciudad Real.

Además, asegura, siempre han atendido las recomendaciones de la Administración para evitar cualquier catástrofe.

Sin embargo, lamenta la organización agraria, en esta ocasión, la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad no se ha limitado a recomendar, sino a prohibir mediante una resolución publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, decisión que esta organización «no ha tenido opción a negociar».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here