La Asociación Musical Villa de Albares ofreció el pasado domingo 5 de diciembre un especial Concierto de Navidad para contribuir a ayudar a los afectados por el volcán de la Palma. Con esta iniciativa benéfica el Ayuntamiento de Albares consiguió recaudar 1.675,55 euros, que ya han sido transferidos al Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane.

Además de la solidaridad con la isla de La Palma, este concierto sirvió para recuperar después del paréntesis por la crisis sanitaria, la iniciativa con la que poder disfrutar de la interpretación de una de las Bandas de Música más importantes de la Alcarria Baja. Durante el concierto se escucharon obras que debido a la pandemia quedaron pendientes en los atriles de los músicos, y que por fin este domingo pudieron ser interpretadas en público.

La Banda de Música de Albares ofreció, en un espacio tan singular como la iglesia parroquial, un amplio repertorio, dirigido por el maestro José Manuel Ruiz Pina. El Concierto comenzó con un pasodoble de Juan Calatayud. “Febrer” es el mes en el que la localidad valenciana de Bocairent celebra sus fiestas anuales de ‘Moros y Cristianos’ y este es un pasodoble dedicado a ellas.

A continuación, se escuchó “Encanto” una obra de Robert Smith, uno de los compositores más populares y prolíficos de literatura musical en Estados Unidos. Su música para vientos y percusión ha recibido una amplia difusión y se ha incluido en varias películas.

  • Vinícola de Tomelloso

Pero sobre todo, la Banda de Música de Albares sorprendió al público con un viaje musical por la maravillosa ciudad de Roma, gracias al poema sinfónico “Coliseum”, escrito en el año 2011 por el valencianoHugo Chinesta. La buena interpretación de esta obra consiguió trasladar a los asistentes, por unos minutos, al Coliseo romano, contemplando la grandiosidad de su arquitectura y los espectáculos más impresionantes que allí se hacían.

También se escuchó la obra “Concerto D´Amore” de Jacob de Haan, una bonita composición que combina una obertura barroca con estilos que recuerdan al pop y al jazz.

Y para terminar, no podían faltar uno de los elementos navideños más significativos, los villancicos. Estos días, las calles de nuestros pueblos y nuestras propias casas se llenan de canciones que nos recuerdan el nacimiento de Jesús.

José Manuel Ruiz Pina, supo, una vez más, sacar lo mejor de sus cerca de 60 músicos, con edades comprendidas entre los diez, y los sesenta años. Sus integrantes proceden de hasta cinco pueblos diferentes de la Alcarria Baja: Almoguera, Yebra, Mazuecos, Driebes y, naturalmente, Albares. La Asociación Musical es ante todo una escuela para los jóvenes de estos pueblos, que poco a poco han ido aprendiendo solfeo hasta elegir un instrumento y, finalmente, formar parte de este grupo, orgullo de todos sus vecinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here