El fin de semana pondrá punto y final a los cielos soleados ya que se espera la llegada de un frente que dejará precipitaciones, en forma de agua y de nieve incluso en capitales como Soria, y un descenso de las temperaturas diurnas, que se extenderán durante la siguiente semana, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, prevé que a lo largo del fin de semana la inestabilidad se vaya extendiendo por la Península y las precipitaciones recorrerán la Península y Baleares de sur a norte. Así, las precipitaciones más intensas y que estarán acompañadas de tormentas afectarán al área del Golfo de Cádiz, Estrecho, litoral de la Comunidad Valenciana y Baleares.

Además, espera que a últimas horas del domingo llegue un frente frío al extremo norte que provocará un «acusado descenso» de las temperaturas, sobre todo de las diurnas, y precipitaciones que podrán ser de nieve por encima de unos 1.000/1.300 metros en las comunidades cantábricas y de 1.400/1.800 metros en Pirineos.

Habrá un «ambiente plenamente invernal a partir del lunes», adelanta, mientras que el fin de semana se producirán chubascos fuertes en el litoral de la Comunidad Valenciana, en el entorno del Golfo de Cádiz y también en el área del Estrecho, donde se podrán acumular hasta 20 litros por metro cuadrado en una hora. El sábado las lluvias serán menos probables cuanto más al norte y no llegarán al Cantábrico ni al norte de Castilla y León.

Del Campo destaca que el sábado se prevé temporal de Levante en el Estrecho y Alborán con olas de más de tres metros, aunque irá amainando a lo largo del día.

Tampoco descarta que se produzcan nieblas matinales en zonas del interior de la Península y heladas débiles en buena parte del interior norte peninsular. El viento soplará fuerte de levante el viernes en el Estrecho y Alborán. El fin e semana en Canarias también se esperan algunos chubascos en las islas más occidentales.

En cuanto a la próxima semana, el portavoz anuncia que estará marcada por la llegada de diversos frentes a una atmósfera ya de por sí fría e inestable y que predominarán los cielos nubosos.

El ambiente de frío invernal el lunes dará lugar a una sensación de más frío porque el viento soplará con rachas fuertes, sobre todo en áreas de montaña.

De lunes a miércoles las temperaturas diurnas podrían quedarse entre cinco y diez grados por debajo de lo habitual para época del año, sobre todo en puntos del centro y este de la Península, con heladas en el interior, especialmente en la zona oriental de las dos mesetas y en áreas de montaña, aunque no espera que haya heladas demasiado intensas.

De ese modo, espera que de lunes a miércoles las precipitaciones serán casi generalizadas y, aunque con alguna incertidumbre, son más probables y se esperan más abundantes y acompañadas de tormenta en el Cantábrico, área mediterránea y Estrecho. Esas precipitaciones podrán ser de nieve el lunes en cotas bajas e incluso prevé que pueda nevar en capitales de provincia como Soria, Burgos o León y en las zonas de montaña del centro de la Península.

Del Campo no descarta tampoco que nieve en zonas altas de la Meseta, con cotas que podrían bajar el lunes hasta 1.200 en el nordeste y 800 metros en el resto, aunque la cota tenderá a subir a partir del martes.

A partir del jueves se esperan más intensas y probables principalmente en el extremo norte, sin descartarse en casi cualquier otro punto de la Península y Baleares y la cota de nieve puede volver a descender.

En cuanto a las temperaturas, tenderán a bajar de forma generalizada en la mayor parte de la Península, con heladas en áreas montañosas y aledañas de las mitades norte y este, más intensas en Pirineos.

Soplarán vientos con intervalos de fuerte, del nordeste en los litorales de Galicia y Cantábrico, así como de poniente en el Estrecho y Alborán, con rachas fuertes en muchas zonas, especialmente montaña.

En Canarias, predominarán los vientos flojos, aunque aumentará la nubosidad y la segunda mitad de la semana se registrarán precipitaciones que serán más intensas en las islas de mayor relieve, sin descartar que alcancen las islas orientales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here