El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) han acordado poner en marcha un proyecto piloto para que los ayuntamientos de pueblos y ciudades españolas puedan acoger a las familias afganas evacuadas tras la toma de poder por los talibanes.

Ya lo avanzó el pasado 1 de octubre el secretario general de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Carlos Casares, durante la presentación de un informe de Cruz Roja sobre la vulnerabilidad social en la España despoblada.

«En la España despoblada hay muchas oportunidades para quienes vienen a España buscando un país tranquilo y en paz para desarrollar su vida», indicó. En concreto, señaló que estas familias podrán desarrollar sus proyectos de vida, por ejemplo, como ganaderos, agricultores o pastores.

En este nuevo marco de colaboración, el Ministerio seguirá sufragando los gastos vinculados a la acogida de estas personas, su manutención, acompañamiento social, apoyo a su integración, asesoramiento jurídico o aprendizaje del idioma a través del programa de protección internacional.

Los ayuntamientos que quieran adherirse a este programa, pondrán a disposición del ministerio los recursos habitacionales municipales de los que disponen.

El Ministerio, en colaboración con la FEMP, contactará con aquellos que, cumpliendo determinadas características, se adecúan a los criterios de actuación del programa de protección internacional de solicitantes de asilo.

El objetivo de este modelo piloto de integración es «fomentar el arraigo» de las personas solicitantes de protección internacional con la implicación temprana de todas las redes de las comunidades locales.

Asimismo, busca impulsar los itinerarios que permitan alcanzar la plena autonomía de las personas refugiadas e instaurar «paulatinamente» un modelo de acogida «basado en el éxito de modelos de integración a través de la colaboración entre administraciones públicas».

De esta forma, el Ministerio responde a la solidaridad mostrada por decenas de ayuntamientos el pasado mes de agosto, momento en el que, ante la crítica situación vivida en Kabul y la evacuación de sus ciudadanos, muchos municipios ofrecieron al Gobierno su colaboración en la acogida.

En la primera fase de la Operación Antígona, se proporcionó acogida en España a casi 400 familias procedentes de Afganistán (más de 1.700 personas) que actualmente se encuentran en diversos recursos del Ministerio.

El Sistema de Protección Internacional, de competencia estatal, cuenta con cerca de 10.000 plazas de acogida para personas refugiadas, distribuidas en todo el territorio nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here