La Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de Villalba de la Sierra de la Guardia Civil de Cuenca, en una actuación en la que han colaborado Agentes Medio Ambientales de la Comarca de Priego, ha esclarecido un caso de caza furtiva en un coto privado dentro del término municipal de Priego (Cuenca).

La investigación se inició tras detectarse movimientos sospechosos en una finca del municipio pricense, motivo por el que se dispuso un operativo de vigilancia que culminó con la interceptación e identificación por parte de dicha patrulla de los dos ocupantes de un vehículo todo terreno en el interior de la finca cuando se disponían a salir del coto de caza.

El lugar donde fueron interceptados había sido preparado previamente como cebadero, colocando comida para los animales con el fin de acostumbrarlos a frecuentar el lugar y abatirlos cuando acudiesen a alimentarse, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

En el interior del vehículo, tras un minucioso registro, se encontraron dos rifles, además de dos linternas de gran potencia adaptables a las armas, junto a un telémetro, un reclamo manual de ciervo, diversos cuchillos y unos prismáticos, todos estos útiles, elementos empleados para la caza.

Las personas identificadas resultaron ser dos varones, vecinos de Madrid, de 32 y 38 años, los cuales carecían de autorización administrativa para cazar en el interior del coto, motivo por el que se procedió a su investigación, como supuestos autores de la comisión de un delito relativo a la protección de la fauna, flora y animales domésticos, siendo las armas incautadas y depositadas en la Intervención de Armas de la Comandancia de la Guardia Civil de Cuenca a disposición de la Autoridad Judicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here