La Policía Nacional ha detenido en Cuenca a un varón de 27 años de edad sin antecedentes como presunto autor de varios hechos delictivos, entre ellos nueve hurtos y un robo con intimidación, todos ellos cometidos en Valencia.

El arrestado fue sorprendido cuando trataba de sustraer el teléfono móvil de un viajero y, al revisar sus pertenencias, los agentes hallaron multitud de efectos de cuya procedencia no daba razón alguna, ha informado en nota de prensa la Policía.

Fue un viajero del AVE que viajaba en la línea Valencia-Madrid el que alertó de que un varón que viajaba en el tren había sido sorprendido tratando de sustraer el teléfono móvil de otro viajero.

Cuando el convoy efectuó su correspondiente parada en la estación Fernando Zóbel de la capital conquense, la Policía Nacional acudió al lugar, identificando a esta persona y hallando entre su equipaje una multitud de efectos de dudosa procedencia, entre los que había: 13 teléfonos móviles de alta gama, tres ordenadores portátiles, una tablet de última generación, un patinete eléctrico, varias joyas de oro, bolsos y carteras de reconocidas firmas comerciales, así como 1.700 euros en efectivo.

Por este motivo, el varón fue trasladado a las dependencias de la Comisaría de Cuenca, donde se inició la correspondiente investigación para determinar la procedencia de los objetos incautados.

Durante el transcurso de la investigación se lograron resolver un total de diez hechos delictivos, todos ellos ocurridos en Valencia, entre los que hay que destacar un robo con intimidación, cometido cuando el presunto autor amenazó con un arma blanca a un taxista en la localidad de Massamagrell para arrebatarle el teléfono móvil y dinero en efectivo.

La investigación continúa abierta y la Policía Nacional sigue realizando gestiones para averiguar la procedencia del resto de objetos, cuyos propietarios aún no han sido localizados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here