El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández, ha confirmado la existencia de tres casos de la variante Delta Plus de COVID-19 en la provincia de Ciudad Real, pero ha precisado que dos de ellos no estaban vacunados y que ninguno de los tres ha precisado ingreso.

Lo ha hecho durante una visita al Instituto de Enfermedades Neurológicas de Guadalajara, donde ha aclarado también que será a partir del martes 2 de noviembre -y no el lunes 1 al ser festivo- cuando arranque la vacunación de las personas mayores de 80 años de la tercera dosis y de la gripe y también la del grupo siete.

El titular de Sanidad, en declaraciones a los medios, ha recordado que Castilla-La Mancha se sitúa entre las cinco primeras regiones que cuenta con un secuenciador por provincia.

En cuanto al proceso de vacunación, ha precisado que se va a realizar una captación activa para que los mayores de 65 años acudan a ponerse la tercera dosis de COVID y de la gripe a la vez, incluyendo en este sistema de captación a las personas más vulnerables.

Cuando termine este proceso se abrirá la mano a los menores de 60 años que no son profesionales sociosanitarios para que se vacunen también, aunque ha detallado que en este caso tienen una situación menos delicada.

El consejero ha hablado de una inversión de 8,9 millones de euros por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha este año en la vacuna de la gripe frente a los 2,6 que se invirtieron el pasado año, diferenciándose también este 2021 del tipo de vacuna según la edad y la vulnerabilidad.

«UN ROTUNDO ÉXITO»

Para Fernández, la vacunación en Castilla-La Mancha ha sido «un rotundo éxito» al igual que lo ha sido en España tras insistir en que se acaba de terminar de poner la tercera dosis en las residencias y que este lunes se ha empezado a poner en las personas que «no están institucionalizadas».

En cuanto al calendario para la segunda dosis de la Janssen, el titular de Sanidad ha reseñado que en el Consejo Interterritorial que se va a celebrar este mismo miércoles se va a prever a partir del próximo día 15, porque ya estará entonces la distribución de la vacuna ARN y ha recordado que la segunda dosis que se pondrá en Castilla-La Mancha abarcará a unas 72.000 personas.

En su visita, el consejero también ha precisado que en este momento Castilla-La Mancha se encuentra ya por debajo de la media en cuanto a la incidencia acumulada tanto a catorce como a siete días y eso permite estar esperanzados porque la COVID «se está estabilizando» reconociendo que bajar no es fácil y que se hace «punto a punto».

En cuanto a la situación de la COVID en residencias de mayores, Fernández ha detallado que desde la Consejería están satisfechos porque ahora solo hay dos afectadas, pero ha asegurado que la situación está controlada y espera que no evolucione «a mayores» al estar ya en marcha la tercera dosis.

El consejero ha acudido al Instituto de Enfermedades Neurológicas de Guadalajara con motivo de su décimo aniversario acompañado del alcalde de la capital, Alberto Rojo; del presidente de las Cortes, Pablo Beillodo; y del delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here