La Policía Nacional ha detenido a dos personas como responsables de un entramado a pequeña escala para la adquisición y posterior distribución de estupefacientes en Ciudad Real. En la denominada operación ‘Tetuán’ se han decomisado 450 gramos de hachís, una báscula de precisión y 500 euros en efectivo, desmantelando así un importante punto de venta de hachís que operaba discretamente desde una vivienda en pleno centro de Ciudad Real.

La denuncia anónima que llegó a través de la web www.policia.es, puso en alerta a la Policía Nacional que, tras recopilar nuevos datos del caso, procedió a la apertura de una investigación en la que los agentes centraron su atención en dos conocidos delincuentes vinculados con el tráfico de estupefacientes, entre otros delitos.

Las pesquisas policiales determinaron que los presuntos delincuentes operaban desde un céntrico piso de la capital, a la que se desplazaban con regularidad los compradores, o en ocasiones mediante el reparto de la droga a otras localizaciones que acordaban previamente con el comprador, según ha informado la Policía en nota de prensa.

La Policía Nacional interceptó a uno de los delincuentes cuando se disponía a llevar a efecto uno de estos repartos, interviniéndole un total de 150 gramos de hachís que portaba ocultos entre sus enseres.

Finalmente, se procedió a la detención de los dos implicados así como al registro de la vivienda en la que se encontraron nuevas tabletas de hachís, dinero en efectivo y útiles para el procesamiento de la droga. Los detenidos, que cuentan con numerosos antecedentes penales previos, tendrán que responder ante la autoridad judicial por la presunta comisión de un delito contra la salud pública.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here