Entendiendo la necesidad actual del mercado de poner en valor este nuevo oro verde y con la intención de evitar que este cultivo alternativo siga la senda de muchos productos del sector primario que luchan por ser competitivos en el mercado internacional, IberoPistacho está construyendo, en Argamasilla de Alba (Ciudad Real), la que será la mayor planta de procesado de pistacho de toda Europa, diseñada por Pistacia Vera Ingeniería y capaz de procesar más de 6 millones de kilogramos y que se prevé que esté recibiendo cosecha el próximo septiembre de 2022.

Con un aumento de un 3.600% en la última década de hectáreas dedicadas a este cultivo en nuestro país, pasando de 1.200 hectáreas en 2010 a más de 44.000 en 2020, se espera un crecimiento exponencial de la producción nacional de este fruto seco, gracias a las buenas rentabilidades que ofrece a los productores.

El consumo acompaña este crecimiento, pues actualmente en nuestro país se consumen 8,5 millones de kilogramos de pistacho al año, importándose el 90% de otros países. Existe una demanda interna que actualmente el mercado no es capaz de cubrir con producto nacional, teniendo en cuenta además, que las cifras de consumo aumentan cada año.

IberoPistacho, además de apostar por situarse en el mercado como una comercializadora, también apuesta por una labor que ayude a la mejora social, económica y medioambiental, acogiendo desde su nacimiento los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030.

Así, se pretende invitar a los productores que lo deseen a acompañar a IberoPistacho en este bonito desafío, incluyéndolos en la toma de decisiones y en la repercusión económica de aspectos como la distribución y comercialización del producto, engranajes de la cadena de valor en los que habitualmente no participan, todo esto, acompañado de un equipo de profesionales con amplia experiencia en el sector agroalimentario.

La transparencia, seguridad, sostenibilidad e innovación son los pilares sobre los que esta empresa lleva años desarrollándose. Con ánimo de continuar en la misma línea, va a trabajar en la implementación de tecnologías de manera transversal en toda la cadena de valor, permitiendo evaluar el producto y realizar las labores del campo con más y mejor información. Así como, guardando la máxima transparencia hacia el productor, pudiendo éste conocer en qué situación está su producto en todo momento.

Apostando por la innovación se implementará también la tecnología más avanzada, nunca antes presente en una planta procesadora de pistacho. Esta tecnología, apoyada en redes blockchain, será capaz de informar al productor del estado de su fruto en tiempo real mientras se encuentre en la planta, además de conseguir, gracias a la trazabilidad, que el usuario final pueda conocer la procedencia concreta del producto que está consumiendo, lo cual es una de las características diferenciadoras.

El cuidado y respeto por el medio ambiente, la apuesta por la descarbonización y la economía circular son también un objetivo fundamental de esta empresa. Por ello, para la elección de la maquinaria procesadora, se ha valorado y optado por la más eficiente energéticamente y la que menor huella de carbono produce. Apostando también por el aprovechamiento de la energía renovable a través de plantas fotovoltaicas para autoconsumo y fomentando la economía circular, aprovechando, de esta manera, todos los subproductos y residuos derivados del procesado.

Otro de los objetivos del proyecto empresarial de IberoPistacho es la retención de población al territorio, en lucha contra la despoblación rural, a través de ofrecer alternativas viables para los jóvenes profesionales. Así, en los próximos meses, esta empresa ampliará su equipo, con perfiles técnicos como ingenieros agrónomos y agrícolas, debido a que son un perfil fundamental para el correcto desarrollo de todas las actividades relacionadas con el sector.

El desarrollo de I+D+i acompañará también todo este proceso, pues al ser un sector aún tan poco desarrollado en nuestro país, existe la necesidad de llevar a cabo proyectos de investigación relacionados tanto con el cultivo y el terreno como con el propio fruto, de modo que nos permita crear una diferenciación y una marca de calidad que nos sitúe como referencia mundial.

La nave que albergará la planta de procesado, contará con una extensión de 8.000 m2y será capaz de realizar el procesado completo de más de 6 millones de kilogramos de pistacho en verde al año, realizando las 3 fases necesarias para que su consumo sea apto. Una vez completado el procesado, el pistacho se ubicará en los propios almacenes de la nave, conservándose en las condiciones óptimas necesarias hasta su posterior comercialización. Esta comercialización se realizará en un principio al por mayor, pero con el objetivo de llegar al consumidor final.

La idea de construir la planta de procesado estuvo presente desde el primer momento que nació IberoPistacho. El objetivo siempre fue ayudar con la comercialización de la producción a los clientes que en su momento confiaron en nosotros cuando adquirieron la planta, sabiendo que algún día se convertirían en productores”, nos comenta Juan Gallego, gerente de IberoPistacho.

“Somos una empresa joven, con mucho recorrido por delante y con un equipo capaz de afrontar cualquier reto que aparezca. Siempre hemos ayudado a todo aquel que se ha puesto en contacto con nosotros, ofreciendo asesoramiento personalizado gratuito y ahora queremos dar un salto más e invitarlos a participar en este proyecto, cualquier persona interesada puede contactarnos para conocer más detalles”, concluye el gerente de IberoPistacho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here