El Coordinador Autonómico de Podemos en Castilla-La Mancha, José Luis García Gascón, ha presentado esta mañana junto con integrantes de la Marea de Residencias una proposición no de ley ante las Cortes autonómicas para “impulsar un nuevo horizonte de cuidados en las residencias de personas mayores y en situación de dependencia de Castilla-La Mancha”. Este texto, consensuado con plataformas y asociaciones sociales y sindicales a nivel autonómico y estatal, pretende “acabar con un modelo de los cuidados fallido y mercantilista que ha costado miles de vidas durante la pandemia”.

En palabras de Pilar López López-Brea, portavoz de la Marea de Residencias, el modelo de cuidados en España y en Castilla-La Mancha en concreto, “ha sacado a la luz lo peor del sistema mercantilista de los cuidados que se ha venido asentando durante las últimas décadas”. Para López López-Brea, “la desorbitada mortalidad en residencias como Elder, en Tomelloso, no es sino el fiel reflejo de la privatización de este tipo de centros”, donde, apunta, “prima el beneficio económico y la precarización laboral sobre el interés general y de los cuidados”.

En este sentido, José Luis García Gascón ha querido enviar su cariño a las familias que han sufrido la “tragedia” vivida en muchos centros de la comunidad y ha apuntado a la necesidad de “impulsar un sistema de residencias público, universal y de calidad para que no se vuelva a repetir”. García Gascón ha recordado que, desde 2007, “la práctica totalidad de las residencias han sido de gestión privada”, lo que ha cristalizado en que “de las 337 residencias existentes en Castilla-La Mancha, solamente 8 son de gestión pública de la Junta de Comunidades, un 2%”.

Para el coordinador autonómico de Podemos, el incremento del 28% en la mortalidad en las residencias de Castilla-La Mancha durante la pandemia, la segunda más elevada por detrás de la Comunidad Autónoma de Madrid, “hace imposible no replantear el sistema en su conjunto”. Por ello, ha pedido a las Cortes “la responsabilidad, seriedad y respeto que no ha mostrado García-Page durante esta pandemia”, en referencia a las declaraciones del presidente cuando en abril de 2020 aseveró que “en las residencias no están las personas válidas que pueden bailar o que cantan por la noche”.

Así, ha argumentado, “la pandemia ha puesto sobre la mesa un problema de gestión extremadamente serio, en el que ha primado el interés económico del modelo neoliberal sobre los cuidados, y eso ha costado miles de vidas”. “No actuar ahora sería lo mismo que permanecer indiferentes ante todas esas muertes”, ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here