El presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, después de que el nuevo presidente del Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha, Javier de Irizar, haya avanzado que, pese a que no dejará de militar en el PSOE, en el que lleva desde 1987, sí va a renunciar a participar en las votaciones de este partido para «preservar» la independencia que le requiera la nueva responsabilidad, ha admitido que este extremo no le deja «más tranquilo», pues ha asegurado que «los problemas vienen de los propios», en alusión a los partidos.

«Es positivo militar y tener ideas. Lo peor es la gente que no tiene ninguna o los que la cambian por la mañana y por la tarde, hay de todo. Te ha admirado por tu trayectoria, pero el hecho de militar en un partido no me deja tranquilo como presidente que te tiene que pedir informes. Normalmente, y lo sabemos todos, los problemas vienen de los propios, de manera que eso en sí mismo no es ninguna garantía, más bien lo contrario», ha defendido García-Page en la toma de posesión del nuevo presidente del Consejo Consultivo.

«Creo que a lo largo de estos años en tu organización política de militancia te lo van a poner fácil. No te vas a ver en la necesidad de tener que votar mucho porque me da la impresión de que el camino es de una enorme de cohesión y unidad interna», ha precisado, no obstante.

BUEN ENTENDIMIENTO CON EL CONSULTIVO

Dicho esto, ha aseverado que el Consejo Consultivo, desde su creación, ha sido un órgano «constructivo y útil», y que el Ejecutivo regional ha abordado con él «aspectos muy relevantes en momentos difíciles». «No se trata de presumir de las veces que ha llevado la contraria al Gobierno, no hace falta que lo haga porque hay tal método de trabajo en el Consejo de Gobierno que a la hora de elaborar las leyes y decretos nos basamos en la doctrina del Consejo Consultivo», ha destacado.

Pese a ello, ha reconocido que este último año ha habido demasiado debate y a lo mejor sigue habiéndolo en los próximos años, porque «parece una condena, no sobre Castilla-La Mancha, sobre España, la Constitución y los límites constitucionales».

«Ojalá no tengamos que solicitaros a los miembros del Consejo Consultivo un informe sobre los márgenes de actuación que como presidente tengo si se tratara de defender el orden constitucional y la igualdad de las comunidades autónomas en los servicios públicos y en el conjunto del funcionamiento del sistema jurídico español», ha confiado el presidente regional.

De igual modo, y tras admitir que Irizar hace bien al recordar que su nombramiento no se puede revocar, ha dicho no ser partidario de la doctrina que se ha puesto en algunas ocasiones, en esta región también, de que ante la imposibilidad de cesar a un órgano, se le suprime.

«Aquí ha pasado con la Sindicatura de Cuentas, sin ir más lejos. Nos vamos a entender perfectamente en Castilla-La Mancha, porque todos nos debemos al mismo fin que es el al servicio público», ha dicho García-Page, que ha pedido ayuda al Consejo Consultivo en el esfuerzo constante que está haciendo la administración regional a la hora de reducir tiempos, y que ya se ha mermado en un 20 por ciento.

«Estamos en tiempos de recortes de burocracia, hemos recorrido un camino del 20 por ciento. Si de mí dependiera podríamos comprometernos entre todos, y ojalá que se cumpliera en el conjunto del país, a dejar a la mitad en una década todos los procedimientos y tiempos», ha señalado el presidente castellanomanchego.

«Si vamos a crear, como obliga el Estado, un órgano de transparencia que tiene que garantizar que las cosas se hacen en función de este valor jurídico que es la transparencia, no tiene que significar ampliar los plazos, sino lo contrario. Saber que cómo están vigilados, la administración nos podemos permitir confiar más en los ciudadanos, en que presentan bien los papeles, en que se cumple con lo que se pide», ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here