Leche semidesnatada
  • La alimentación de los niños castellanomanchegos no es tan completa como se pudiera pensar. Aunque los menores de Castilla-La Mancha toman diariamente leche (según el 78,3% de los padres), fruta (un 54,3%) y yogur (un 37%), no se alcanza la cantidad mínima de alimentos lácteos recomendados por la Federación Española de Nutrición (FEN), de entre 2 y 4 raciones al día. Así, el 13% de los niños castellanomanchegos (Figura 1: Frecuencia de consumo en Castilla-La Mancha) toma leche menos de 3 días a la semana,
    ascendiendo a 24% en el caso del yogur, misma cifra registrada a nivel nacional (Figura 2: Frecuencia de consumo en España). Sin embargo, un 6,5% de los pequeños de la región no toma nunca o menos de tres veces por semana leche y yogures.
  • Estos datos revelan que la región se sitúa en la media de consumo de lácteos, muy por debajo de Castilla y León (donde prácticamente la mayoría de los niños toman estos alimentos), Galicia (98%) y País Vasco (97%). Así pues, se constata que las comunidades con una
  • mayor cultura de lácteos, la toma está muy interiorizada.
  • Estos son algunas de las conclusiones del Estudio sobre valores, creencias y hábitos del consumo de yogur por el público infantil en España, elaborado por la Asociación Española de Fabricantes del Yogur y Postres Lácteos Frescos (AEFY), que ofrece un diagnóstico de los hábitos de consumo en el contexto de los hábitos de alimentación infantil entre los niños y niñas de 3 y 14 años.
  • La carencia de lácteos también se produce en los colegios
  • La investigación también revela que esta carencia de alimentos lácteos en los menús a nivel nacional no se suple en los colegios, ya que más de la mitad de los centros (un 52,3%) nunca ofrece leche a sus alumnos y un tercio (32,8%) se olvida de incluir el yogur. Por el contrario, la fruta está más extendida y más de la mitad de las escuelas (un 56,1%) incluye este alimento al menos 3 veces por semana en el menú escolar.
  • En el caso de Castilla-La Mancha, la situación mejora ligeramente, aunque continúa siendo baja: casi la mitad de los centros (47,9%) nunca incluye la leche en sus menús, y casi 2 de cada 5 centros (37%) nunca proporciona yogur a los menores. Al profundizar en el consumo del yogur en casa y en el colegio, estos datos se agudizan aún más, agravando el déficit lácteo en las dietas de los niños. De este modo, 1 de cada 5 menores españoles (un 19,7%) nunca toma yogur o lo hace 1-2 días por semana tanto en casa como en la
  • escuela.
  • En el caso de Castilla-La Mancha, esta carencia está dos puntos por debajo de la media nacional: el 17,4% de los menores no toma yogur o lo hace 1-2 días a la semana, tanto en colegio como en casa. Por el contrario, los niños de Cantabria y País Vasco son los que más toman alimentos lácteos como el yogur, tanto en el colegio como en casa (un 45%), seguido de Galicia (38,7%). De nuevo, las regiones con mayor tradición láctea son las que se preocupan más de incluir el yogur entre los hábitos de los más pequeños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here