El Partido Popular de Castilla-La Mancha al completo se ha dado cita este viernes en la calle Colombia de Toledo para agasajar al líder nacional de la formación, Pablo Casado, que ha inaugurado la nueva sede del partido en la capital regional y al que ha recibido con un intenso aplauso. A esta puesta de largo ha faltado la que fuera presidenta regional del partido durante más de 10 años, María Dolores de Cospedal.

Más de un centenar de personas, entre dirigentes, simpatizantes y curiosos, se han dado cita en el corazón del toledano barrio de Santa Teresa para recibir al presidente nacional del PP, que ha declinado hacer declaraciones y ha ofrecido sonrisas y saludos a cambio de las preguntas de los numerosos medios que han acudido a cubrir la efeméride.

Y es que la presencia de Casado en la capital castellanomanchega ha despertado un interés adicional al que per se levanta el líder nacional del PP, pues a unos dos kilómetros de la sede de los ‘populares’, en el Palacio de Fuensalida, sede del Gobierno regional, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se reunía con su homóloga madrileña Isabel Díaz Ayuso.

La presencia de Casado y Díaz Ayuso en Toledo se produce tan solo tres días después de que el líder del partido metiera al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, en la pugna por liderar el PP de Madrid, aspiración que recientemente ya había verbalizado la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Los propios organizadores han tenido que pedir a los numerosos asistentes que despejaran la acera de la calle Colombia para que el líder nacional del partido, acompañado por el presidente castellanomanchego, Paco Núñez, pudiera pasear por ella y acceder a la sede.

Allí lo esperaba el diputado nacional Adolfo Suárez Illana y el párroco de la iglesia de Santa Teresa, que ha sido el encargado de bendecir la nueva sede del PP de Castilla-La Mancha. Después de que el sacerdote derramara el agua bendita con el hisopo, Casado ha descorrido la cortinilla que tapaba la placa de inauguración.

Los ‘populares’ de Castilla-La Mancha se han mudado de la Ronda de Bueanavista, después de 20 años, para ubicarse en una zona más accesible situada en una importante zona comercial, hostelera y de servicios de la capital regional.

En su momento, cuando se dio a conocer este cambio, el presidente del partido, Paco Núñez, lo interpretó como una manera «simbólica pero importante» de mostrar las intenciones del PP castellanomanchego, pasando de «una calle trasera en una urbanización a un lugar visible y totalmente accesible».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here