El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado recurrir los dos trasvases de agua del Tajo al Segura de 38 hectómetros cúbicos cada uno aprobados en los meses de mayo y junio por la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, previos a la modificación de las reglas de explotación del trasvase que baja a 27 hm3 la cantidad a derivar en nivel 2.

Así lo ha adelantado este miércoles la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, durante la rueda de prensa para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno, entre los que figuran estas dos impugnaciones, entendiendo que esas derivaciones de agua «conculcan el interés general en materia hídrica» que tiene la región.

Aunque consciente de que los 51 recursos presentados hasta ahora en este sentido no han tenido «buen resultado», Fernández ha incidido en la necesidad de que la Comunidad Autónoma utilice todos los elementos jurídicos que tiene a su alcance en contra de los trasvases.

«Intentamos ser siempre coherentes en la defensa de la sostenibilidad del río Tajo», ha señalado, considerando que dos trasvases como esos son poco razonables en los términos en los que fueron aprobados. «La intención del Ejecutivo de Emiliano García-Page es la de siempre, defender con todos los mecanismos a nuestro alcance los intereses de Castilla-La Mancha, la sostenibilidad del Tajo, su cuenca y cabecera y el desarrollo de los pueblos ribereños», ha resaltado.

  • ECOEMBES

Dicho esto, ha reconocido que desde hace tiempo el Gobierno de España «ha cambiado bastante su actitud en relación al Tajo y el trasvase» y ello «está significando hechos muy evidentes» como la reciente modificación de las reglas del trasvase.

AHORA RECURRE MURCIA

«Ahora mismo ya hemos mejorado bastante la situación y ahora es Murcia y el Gobierno murciano quien empieza a recurrir» unos trasvases que considera «insuficientes según su criterio», ha valorado, consciente de que este es «un síntoma de que algo está cambiando». «Es importante que empiecen a removerse conciencias y empiecen a tomarse decisiones hídricas, por una cuestión de sentido común con Castilla-La Mancha».

Advertisement

Blanca Fernández, que ha incidido en que cuando Murcia dice «que se está pagando una cantidad de dinero muy grande» por el agua «no es verdad» habida cuenta de todo el agua que se ha detraído de la cuenca, ha recordado que ya durante el último trasvase, aunque la Comisión de Explotación pidió derivar 20 hm3 de agua, el Ministerio «decidió que fueran 12», valorando la situación de las dos cuencas de manera integral.

Finalmente, ha destacado que acciones como estas mejoran la situación de la cabecera pero también inversiones como las que se están llevando a cabo en los pueblos ribereños por 40 millones de euros para mejorar las infraestructuras hídricas y para luchar contra la despoblación.

Advertisement

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here