El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha defendido este jueves la importancia del sector vitivinícola para Castilla-La Mancha, que consolida y conquista nuevos mercados como se desprende de las últimas cifras del mes de agosto, en las que la región lidera la exportación del vino de España en Canadá y Japón, unos «mercados con mucho futuro», a su juicio, facturando ya 13 millones de euros en el de Canadá y 16 en el de Japón.

Martínez Arroyo ha realizado estas manifestaciones en el acto del X aniversario de ‘Mejor con Vino’, organizado por la Confederación de Empresarios de Albacete (FEDA) y la Asociación de Empresarios de Vinos de Albacete, ha informado la Junta en un comunicado.

Castilla-La Mancha, ha recordado el consejero, tiene su base económica en el sector agroalimentario, que representa ya un 17 por ciento de la riqueza que se genera en la región, siendo el cultivo más social, ha expresado, «el que se encuentra más pegado a nuestras raíces, es el vino».

La vitivinícola es, ha recalcado el responsable de Agricultura en Castilla-La Mancha, una actividad económica «esencial» en el medio rural y un sector «capital». En este sentido, durante su intervención, ha esgrimido la importancia de vender vino embotellado, porque que «cada vez que vendemos una botella de vino» se está generando, en ese momento, «nueve veces mayor valor añadido que si vendemos producto a granel».

Detrás de eso, ha dicho, «hay economía, empleo, hay vida en el medio rural y en esas botellas está el nombre de nuestra tierra». Castilla-La Mancha es la región del mundo que más vino produce, más exporta y la región de España que más vino embotellado exporta, ha señalado.

Así ha lanzado un mensaje a todos los asistentes al X aniversario de ‘Mejor con Vino’, basado en la necesidad de ser todos y cada uno conscientes de que «somos líderes» en los mercados. «Nadie llega más lejos que nosotros, que hay vino nuestro en cualquier rincón del mundo», ha asegurado. Y detrás de este alimento, se encuentra «la gente que vive en nuestros pueblos». «Ese es el relato que tenemos que contar al disfrutar de una copa de vino de Castilla-La Mancha», ha finalizado Martínez Arroyo.

La celebración de este aniversario ha contado, además, con la presencia del presidente de FEDA, Artemio Pérez; la vicepresidenta segunda de la Diputación de Albacete, Amparo Torres; el presidente de Eurocaja Rural, Javier López; el presidente de la Asociación de Empresarios de Vinos de Albacete, Antonio Ureña; o el vicepresidente de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Albacete (APEHT), David Jiménez.

En la cata han participado los vinos de Pagos de Familia ‘Vega Tolosa’ de Casas Ibáñez; de ‘Bodegas Piqueras’ de Almansa y Vinícola Villarrobledo, de Villarrobledo. Además, han tomado parte otros tres más en el aperitivo con los socios, procedentes de las bodegas ‘Santa Margarita’ de Caudete; de Bodegas ‘San Dionisio’ de Fuenteálamo y Bodegas ‘Cabañero’ de Motilleja.

TRABAJO DE AGRICULTORES Y BODEGAS

La vicepresidenta de la Diputación de Albacete, de su lado, ha destacado la importancia de iniciativas como ésta, con las que se da a conocer y se pone en valor todo lo bueno que esta tierra tiene, como la riqueza y la calidad de nuestro sector vitivinícola y también de los diferentes productos autóctonos con los que se ha ido maridando a lo largo de estos 10 años, «siempre desde una perspectiva original, atractiva y novedosa».

Durante su intervención, ha tenido palabras de felicitación y de agradecimiento para todas y cada una de estas personas y entidades por su trabajo para hacer posible, año tras año, esta actividad; remarcando la capacidad que FEDA siempre ha demostrado para leer la realidad de nuestro territorio y promover acciones que han contribuido y contribuyen a su desarrollo; favoreciendo sinergias claves en sectores fundamentales y dinamizando el territorio, ha informado la Diputación en un comunicado.

Asimismo, les ha animado seguir trabajando en esta dirección, incidiendo en que «al colocar el foco en nuestros vinos, no sólo estamos divulgando la calidad, la riqueza, la variedad de los caldos albacetenses, también estamos reivindicando el trabajo que realizan nuestros agricultores y agricultoras; estamos reconociendo la profesionalidad y la gran labor de nuestras bodegas; estamos proyectando una imagen muy positiva para este sector y para esta provincia; y estamos hablando de las potencialidades infinitas de nuestro mundo rural».

En este sentido, ha subrayado el orgullo que supone para la Diputación participar en este acto y «sumar» en las diferentes iniciativas que desde la Confederación de Empresarios de Albacete se ponen en marcha «porque compartimos un objetivo común: queremos que esta provincia progrese y crezca, que genere empleo, inversiones, exportaciones*», añadiendo que esto se consigue «iniciativa a iniciativa, pero también desde la unidad y la colaboración entre las entidades públicas y privadas».

Igualmente, Torres ha reiterado el apoyo de la Casa Provincial al sector agroalimentario, de forma muy específica a través de su Instituto Técnico Agronómico (ITAP) «con asesoramiento, investigación y transferencia de la tecnología», así como al tejido productivo y empresarial, incidiendo en la permanente disposición para seguir trabajando «codo con codo». De hecho, la institución que preside Santi Cabañero cuenta con convenios de colaboración tanto con la Confederación de Empresarios como con las cuatro Denominaciones de Origen de vinos existentes en la provincia (La Mancha, La Manchuela, Almansa y Jumilla).

La jornada, que volvía a Albacete tras su paso por otras localidades como Villarrobledo, Almansa, Caudete, La Roda o Hellín en las ediciones previas, ha estado marcada por el humor y, de hecho, ha contado con un monólogo en directo en la voz de Virginia Riezu (ingeniera agrónoma, actriz, cómica, presentadora e improvisadora), a lo que ha sucedido una cata de vinos a cargo del catador y educador de cultura y cata, Ricardo Rodríguez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here