La Cortes de Castilla-La Mancha, de manera conjunta con la Junta de Comunidades, se encuentran en pleno proceso de preparación de su 40 aniversario de cara al próximo 2023 con un calendario de actos que se desplegará por toda la región para poner en valor los escenarios que prendieron la mecha del parlamentarismo en la región, desde Alarcón, donde se celebró la primera reunión de diputados; Guadalajara, en cuya Diputación se estableció el primer gobierno preautonómico de forma provisional; y otros enclaves como Almagro.

Bellido ha recordado el «riesgo» que sufrió el territorio castellanomanchego a la hora de conformar las autonomías cuando se debatió la creación de lo que se conoce hoy como Castilla-La Mancha.

Según recuerda, las provincias que no se habían encajado en regiones históricas corrieron el riesgo de «perder protagonismo en España y no poder participar en el debate».

«Nosotros hoy somos región, punteros en carreteras, en alta velocidad, en políticas sociales, en educación y tenemos universidad gracias a la autonomía», ha aseverado el presidente de las Cortes autonómicas.

Para esta efeméride, habrá varios actos centrales orientados a estos lugares históricos de manera que se «diseminará» la celebración para hacer partícipe a toda la Comunidad Autónoma de esta fecha.

Alarcón es un enclave de referencia, ya que el 3 de diciembre de 1981 fue el escenario donde se aprobó el proyecto del Estatuto de Autonomía que fue remitido a las Cortes regionales.

Almagro también es lugar de referencia del proceso preautonómico porque el 11 de diciembre de 1978 en la Iglesia de San Agustín se eligió a Antonio Fernández Galiano (UCD) como primer presidente del Ente preautonómico.

LAS CORTES, ABIERTAS A LA CIUDADANÍA

Pablo Bellido ha reivindicado su estrategia de llevar la vida parlamentaria a la sociedad castellanomanchega, objetivo en el que también circunscribe los actos del 40 aniversario.

Esta celebración, puesta en marcha de manera conjunta con el Gobierno regional y las cinco diputaciones provinciales, quiere conseguir impregnar a la ciudadanía de un sentimiento de «identidad» castellanomanchega.

«Queremos que la gente venga a las Cortes y que las Cortes vayan a la sociedad», ha insistido, recordando actividades ya puestas en marcha con la jornada de puertas abiertas, que se va a recuperar en el corto plazo toda vez que remite lo peor de la pandemia.

Bellido quiere, en definitiva, que el Parlamento «se implique más en una agenda no sólo política», para lo que plantea extender la acción de las Cortes en otros terrenos como el universitario de la mano de UAH y UCLM o involucrarse más en el tejido asociativo de la Comunidad Autónoma.

«Tenemos mucho interés en proyectarnos en Castilla-La Mancha y contribuir más a la integración desde una identidad más positiva a incluyente hacia la vertebración social», ha indicado.

EL CONVENTO DE SAN GIL CITA AL RESTO DE PARLAMENTOS

Dentro de las actividades más allá de las sesiones ordinarias de plenos y comisiones en las que trabaja Pablo Bellido es una cita congresual que congregará a todos los parlamentos autonómicos en Toledo para hablar de accesibilidad, una cita en la que se dará cabida a entidades sociales como el Cermi o Plena Inclusión.

Se trata de la primera reunión del Foro de Trabajo sobre Discapacidad de la Confederación de Parlamentos Autonómicos (Coprepa), órgano aprobado a propuesta de las Cortes castellanomanchegas en el último plenario celebrado en Mérida.

Así, cada parlamento español estará representado en este Congreso para compartir los avances en la materia dentro de sus espacios físicos y virtuales.

Y todo con el objetivo de compartir experiencias y buscar soluciones para hacer de la vida parlamentaria un extremo cada vez más accesible al cien por cien de la ciudadanía, estrategia en la que las Cortes regionales ya han trabajado desde el inicio de la legislatura.

En este sentido, tal y como ha reparado Bellido, el Parlamento castellanomanchego ya viene mejorando espacios físicos, ha introducido intérpretes de lengua de signos en las sesiones plenarias y las leyes se adaptarán a un lenguaje más sencillo.

En cuanto al espacio físico de las Cortes, Bellido ha apuntado que se trata de un «edificio histórico», si bien se pueden tomar algunas medidas «con determinación, sin prisa, sin pausa».

EL CENTENARIO DEL LEVANTAMIENTO COMUNERO TAMBIÉN TENDRÁ PROTAGONISMO

Pero en lo que resta de año las Cortes de Castilla-La Mancha contemplan más actos simbólicos, como es continuar con los actos por el V Centenario del levantamiento comunero, un aspecto histórico «no muy conocido, pero probablemente la primera revolución democrática», de la que la región «puede presumir» junto a Madrid y Castilla y León.

Este levantamiento fue para Pablo Bellido «un antecedente» del parlamentarismo actual, y para conmemorar sus 500 años se pondrán en marcha conferencias, se divulgarán libros y se impulsarán representaciones artísticas.

En esta línea, ha avanzado que todas las provincias de la región podrán disfrutar de una actuación musical con María Pacheco como hilo conductor.

«En la región tenemos la suerte de ser cuna de las figuras comuneras más reconocibles, como Padilla, ciudadano de Toledo; o Bravo, que lo era de Atienza», ha afirmado el presidente de las Cortes regionales.

Todo ello para conmemorar «un conflicto que formó parte de una historia bonita, desconocida e interesante», ha considerado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here