El portavoz el Partido Popular de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, ha advertido este lunes que el «escudo social» del que tanto presumen el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente regional, Emiliano García-Page, es el de «abrasar» a impuestos a los ciudadanos y el de aplicar una subida en el recibo de la luz a un precio «inasumible» para las economías de las familias.

Así se ha pronunciado Cañizares, en rueda de prensa en Toledo, donde ha lamentado que el primero que habló de una Ley de Armonización Fiscal fue García-Page, al igual que el independentista Rufián, ha añadido, con el fin de subir los impuestos a todos los españoles, incluidos los castellanomanchegos, para atacar a la Comunidad de Madrid, según han informado los ‘populares’ en nota de prensa.

«No podemos consentir que el dúo Page-Rufián quiera freír a impuestos a todos los españoles y a los ciudadanos de nuestra tierra que son los de los que menos renta per cápita tienen de todo el país», ha señalado.

Además de esto, Cañizares ha destacado que Castilla-La Mancha está esperando un cambio político para sacar a nuestra tierra del furgón de cola de todos los indicadores económicos.

Y ese cambio, ha indicado, se producirá en el año 2023 de la mano del presidente del PP autonómico, Paco Núñez, que aplicará una bajada generalizada a todos los ciudadanos, al igual que ya están haciendo autonomías gobernadas por el PP, como Galicia, y la vecina Comunidad de Madrid.

En este sentido, ha recalcado que Paco Núñez presentará, en el próximo Debate del Estado de la Región, una ambiciosa propuesta para bajar los impuestos a todo el tejido productivo de la Comunidad Autónoma y, al mismo tiempo, va a exigir a García-Page que «abandone las políticas fracasadas de los Gobiernos socialistas» y se sume a las que ya están aplicando en países de Europa para que se produzca una verdadera recuperación económica reduciendo impuestos.

Por todo lo anterior, Cañizares ha asegurado que el PP «no va a ser cómplice» del presidente castellanomanchego y ha insistido en que, si es capaz de «reconocer sus errores», el PP regional le tenderá la mano para trabajar juntos por Castilla-La Mancha.

«A pesar de la mano tendida de Paco Núñez, el PP de Castilla-La Mancha solo ha recibido insultos y descalificaciones del PSOE de Page y nuestra región no está para eso, está para afrontar el futuro en un momento clave, donde aún no nos hemos recuperado de esta terrible pandemia y el progreso y el bienestar pasa por cambiar las políticas erróneas del Gobierno regional», ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here