El Juzgado de lo Penal número tres de Albacete tiene previsto juzgar el próximo viernes, 10 de diciembre, a J.E.M.G., acusado de un delito contra los derechos de los trabajadores tras morir electrocutado uno de sus empleados, que se encontraba realizando trabajos para los que no estaba cualificado.

Una actividad para la que no había sido formado y en la que no se habían analizado los riesgos de la zona. Así, durante el trabajo de poda, J.R.C. se acercó a uno de los cables de la línea eléctrica aérea de 20 kilovatios de tensión, lo que produjo un arco eléctrico, sufriendo una descarga eléctrica que le provocó la muerte.

La fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito contra los derechos de los trabajadores por el que piden tres años y seis meses de prisión para J.E.M.G., así como la inhabilitación durante tres años y medio para el ejercicio de cualquier trabajo que implique la dirección u organización de grupos de trabajo en empresas dedicadas al almacenamiento, depósito y comercio de semillas yproductos agrícolas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí