El alcalde de Albacete, Emilio Sáez, ha destacado que la capital albaceteña es «una ciudad integradora, que apoya la práctica del deporte inclusivo», durante el recibimiento a los y las integrantes de DisCamino a su paso por la ciudad. Un recibimiento en el que Sáez ha estado acompañado por la concejala de Atención a las Personas, Juani García.

DisCamino es un proyecto que consiste en hacer realidad el sueño de personas con diferentes discapacidades de peregrinar a Santiago de Compostela, del mismo modo que «lo hacen quienes tienen la suerte de no tener ningún tipo de impedimento físico o mental», han destacado por parte de la asociación, según ha informado el Ayuntamiento de Albacete en nota de prensa.

Desde DisCamino han agradecido el recibimiento del Ayuntamiento de Albacete, así como las facilidades que les ha ofrecido durante su estancia. En este sentido, cabe destacar que la Asociación de Ciclistas Urbanos de Albacete (Curba), y la iniciativa solidaria En bici sin edad, también han colaborado en la recepción y acompañamiento a Discamino en su recorrido por la capital albaceteña.

La iniciativa comenzaba en 2009, cuando Gerardo Fernández Costa, un joven sordociego de Vigo, junto a su entrenador y amigo, Javier Pitillas Torra, realizaba su primer Camino de Santiago pedaleando sobre un triciclo tándem.

Cuando llegaron a la plaza del Obradoiro, Gerardo se dirigió a su amigo pidiéndole que «buscara a más personas con problemas como él para hacer el Camino muchos años». Así nacía DisCamino, que ya ha completado 72 rutas a Santiago desde diversos lugares de España y el extranjero, posibilitando que alrededor de 300 personas con discapacidad hayan disfrutado de esta aventura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here