El Ayuntamiento de Albacete ha dado luz verde a la modificación del Acuerdo Marco de la Policía Local, entre los pitidos y las protestas del Sindicato Profesional de Policías Locales de Castilla-La Mancha, que, durante todo el pleno extraordinario, que ha tenido lugar este viernes, 10 de diciembre, de manera semipresencial, han mostrado su descontento con las medidas adoptadas.

El nuevo acuerdo, que vendría a solucionar las disfunciones del sistema de distribución de cuadrantes, reorganizando las jornadas ordinarias para reforzar el servicio de seguridad municipal sin depender de la voluntariedad de los agentes para cubrir esas necesidades con horas extraordinarias, ha contado con el apoyo del Partido Socialista, Ciudadanos y Unidas Podemos y los votos en contra de PP, Vox y la concejal no adscrita, María Teresa García, que han calificado al equipo de Gobierno de «intransigente» al considerar insuficiente la negociación.

«Les ciega su intransigencia y sus formas, lo que les ha hecho imposible llegar a un acuerdo, dando lugar a que quien haya tenido que ceder haya sido el sindicato mayoritario de la Policía Local de Albacete, que es el SPL» les ha reprochado el concejal del Partido Popular, Manolo Serrano, que ha acusado al alcalde, Emilio Sáez, y la concejal responsable del área de «engañar y manipular».

«No se puede negociar con mentiras y medias verdades enfrentando a empleados municipales. Pueden engañar a todo el mundo algún tiempo desde el Gobierno, pero lo que no pueden pretender es engañar a todo el mundo durante todo el tiempo» ha sentenciado el edil ‘popular’.

VOX ACUSA DE MALTRATAR AL CUERPO DE SEGURIDAD

Del mismo lado, desde Vox, su portavoz municipal, Rosario Velasco, ha criticado la «falta de voluntad negociadora» y ha acusado al equipo de Gobierno de «maltratar y descuidar» al cuerpo municipal de seguridad.

«Este Gobierno solo intenta llegar a acuerdos con sindicatos que son de su cuerda, pero con el de la policía no llega a ningún acuerdo. Han conseguido algo realmente difícil y es tener en contra a la mayoría de la Policía Local. Una vez más, vemos como el equipo de Gobierno maltrata y descuida a todos aquellos que nos cuidan», ha denunciado.

Falta de consenso que también ha lamentado la concejal no adscrita, García Arce, al considerar que el proceso de negociación «no ha dado sus frutos».

«Creo que llevar a cabo una modificación de un acuerdo marco sin el apoyo del sindicato más representativo es un error», ha criticado.

FALTA DE ACUERDO POR CAUSAS ORGANIZATIVAS

Mientras, la edil socialista, María José López, ha defendido la negociación y ha achacado la falta de acuerdo a causas organizativas y jurídicas surgidas en torno a la medida que permitirá realizar hasta tres cambios de servicio a lo largo del año.

Cambios que desde el sindicato quieren cubrir con horas extraordinarias y, por tanto, voluntarias, lo que daría lugar a, en caso de no darse esa voluntariedad por parte de los agentes, convertir jornadas extraordinarias en obligatorias.

«Tenemos el deber de negociar y lo hemos llevado al límite máximo. El Acuerdo Marco nació como una solución coyuntural para un problema estructural, además, no podemos ir en contra del ordenamiento jurídico», ha explicado la concejal de Recursos Humanos.

ACUSAN A VOX Y PP DE BUSCAR APLAUSO FÁCIL

También desde Unidas Podemos y Ciudadanos han defendido el proceso de negociación y han tachado al PP y Vox de «irresponsables» por querer buscar el «aplauso fácil».

«No es fácil la decisión que hoy tomamos, es más fácil dejar que nos aplauda todo el mundo, pero tenemos una responsabilidad porque queremos seguir avanzando. En esta negociación hemos pensado en los policías, pero también en lo que asegura un mejor servicio de seguridad para la ciudadanía», ha señalado la concejal de la formación morada, Carmen Fajardo.

«Lo difícil es trabajar durante meses para alcanzar el consenso para todos como hemos hecho nosotros, con muchas reuniones y muchas propuestas donde se han defendido los intereses de cada una de las partes», ha añadido el concejal de Ciudadanos, Julián Ramón.

El pleno ha concluido con la aprobación del acuerdo entre los pitidos de los agentes asistentes como público, que durante toda la sesión han sido llamados al orden por abuchear y aplaudir las diversas intervenciones.

Agentes que han recibido y despedido al alcalde de la ciudad, Emilio Sáez, con pancartas en las que podía leerse «alcalde dimite, la Policía Local no te admite».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here