En el ámbito empresarial, partiendo desde la Unión Europea hasta los municipios, existe un amplio marco normativo para conseguir reducir la huella ambiental de las empresas de todos los sectores. Aun así, con el objetivo de disponer de un futuro mejor para todos, muchas empresas toman la iniciativa y se esfuerzan por velar por el medio ambiente considerando su huella ambiental como una parte importante de su gestión empresarial.

Una de las formas más directas de realizar esta gestión es mediante el uso eficiente de la energía. Muchas empresas tienen un gasto importante en iluminación debido a las necesidades de sus instalaciones, por lo que requieren utilizar las mejores técnicas para ahorra en su consumo.

Tanto si se trata de iluminar zonas industriales de gran tamaño como naves o fábricas, como si se trata de zonas de trabajo de menor tamaño como talleres; la actividad industrial requiere utilizar una iluminación de máximo rendimiento y eficiencia. Es por ello, que una solución ideal para reducir el consumo es utilizar una iluminación óptima, y hoy en día la iluminación LED lidera la vanguardia en este aspecto.

Las campanas LED industriales reducen el consumo en comparación con sus homónimas en tecnología incandescente. Se pueden encontrar con distintos diseños, potencia y tamaños, permitiendo adaptarse a la actividad que se lleva a cabo. Su principal aplicación es en el alumbrado industrial, ideales para la iluminación de superficies muy grandes y, generalmente, situadas a elevadas alturas; aunque también existen versiones destinadas a locales de menor tamaño con venta de productos alimenticios (como por ejemplo pescaderías).

Existen campanas LED de muchos rangos de potencia para atender cualquier tipo de instalación dependiendo de la tarea que se vaya a realizar, y cumpliendo a la vez con el compromiso social con el medio ambiente al potenciar la sostenibilidad de los procesos productivos.

De este modo las empresas españolas ahorran en el consumo energético al tener un coste de mantenimiento menor al que presentan las tecnologías tradicionales, así como una vida útil mayor. Además, utilizan materiales de alta calidad y elementos que hacen que la disipación de calor sea eficiente, evitando así la fatiga por calor de los componentes electrónicos.

La iluminación LED industrial permite también el arranque inmediato y sin parpadeos de las luminarias, lo que permite restablecer al instante la actividad después de un cese en el suministro eléctrico.

Gracias a esta tecnología de última generación las empresas consiguen ahorrar a la vez que obtienen una gran potencia lumínica en espacios muy reducidos o a gran altura. También se trata de un tipo de iluminación perfecta para otros tipos de espacios, tanto en interior como en exterior (donde las condiciones pueden ser más desfavorables), como pueden ser almacenes o parkings.

Para saber si el consumo energético de una empresa está muy alejado del de otras compañías del mismo sector, se puede consultar el índice Red Eléctrica de la Red Eléctrica de España (REE). Mediante este indicador se puede visualizar de forma sencilla la información adelantada de la evolución del consumo eléctrico del conjunto de empresas que tienen un consumo eléctrico medio/alto, incluyendo además un desglose por sectores de actividad (actividades industriales y de servicios).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here