El secretario general de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo ha mostrado su disconformidad y oposición, una vez conocidas las propuestas de los Planes de Extracción para cada una de las Masas de Agua del Alto Guadiana, donde la Confederación Hidrográfica «vuelve a plantear un sobrerecorte del 10% para la siguiente campaña de riego».

El responsable de UPA Castilla-La Mancha ha explicado que cualquier propuesta que la Confederación presente a las Juntas de Explotación de las masas de agua del Alto Guadiana, las cuales están celebrando asambleas durante estos días, «no debe plantear recortes superiores a los actuales».

«Los representantes de los regantes, así como la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural deben oponerse de manera tan rotunda a como lo hace UPA», han señalado desde la organización en nota de prensa.

El responsable de la organización agraria se ha referido a la necesaria revisión en profundidad del proceso de planificación del Guadiana, una exigencia de los regantes y de los agricultores de explotaciones familiares que «ven, año a año, de manera insolidaria, cómo se pone en peligro su futuro ante este tipo de comportamientos».

A su juicio, «es necesaria una estimación de los recursos disponibles de cada una de las masas de agua; es necesario que se cuantifique el volumen que tienen lo acuíferos del Alto Guadiana».

Asimismo, «desde UPA Castilla-La Mancha se denuncia que se persiga a algunos agricultores como si de delincuentes se tratara, se están comunicando sanciones a regantes que tienen su explotación legal, con sus equipos de medida legalizados y que, con la excusa de una revisión de contadores, se les impongan sanciones graves entre 50.001 y 500.000 euros».

«Podríamos preguntarle a la Confederación si fue tan escrupulosa con los contadores que en su día puso con presupuesto del PEAG», han dicho desde UPA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here