El presidente del Partido Popular de Castilla-la Mancha, Francisco Núñez, ha asegurado este miércoles en Cuenca que pedirá la dimisión al presidente regional, Emiliano García-Page, si no se retracta «de su ofrecimiento a Pedro Sánchez para ser interlocutor entre España y Cataluña».

«Es muy grave escuchar a García-Page decir que él se ofrecía como testigo para esa mediación», ha apuntado Núñez, quien al mismo tiempo ha asegurado que «desde Castilla-La Mancha no vamos a aceptar que se lidere la ruptura de nuestro país, porque por encima de la ley, por encima de la Constitución y por encima de la unidad de España no hay nada».

El presidente del PP regional ha señalado que lo dice «con pena», añadiendo que «o pide disculpas inmediatamente a los castellano-manchegos, o se retracta de esa oferta que ha hecho de ser él el mediador y quien lidere las negociaciones entre España y el independentismo para propiciar los acuerdos que puedan llevar a la deriva de este país, o tomaremos medidas contundentes y nos veremos obligados a pedir la dimisión».

A juicio de Núñez, pedirá esa dimisión «porque no puede dirigir Castilla-la Mancha alguien que se ofrece como el mediador, el relator, de la ruptura de nuestro país que la deriva independentista está propiciando y que en esa huida hacia adelante para mantenerse en la Moncloa está aceptando Pedro Sánchez».

Por último, el presidente de los ‘populares’ ha reiterado que lo dice «con pena», a la par que le da «lástima como castellano-manchego y como presidente del PP regional que sea precisamente el presidente de la región el que quiera ser el testigo de ese ataque sin razón que ha emprendido el PSOE para romper España a costa de unos cuantos independentistas catalanes».



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here