“Intermalta es ejemplo del progreso de nuestra ciudad, un ejemplo claro del buen hacer en una industria tan arraigada para Albacete como es la agroalimentaria”, ha destacado el alcalde de Albacete, Vicente Casañ, durante la inauguración de las nuevas instalaciones de la fábrica Intermalta S.L.

El alcalde ha participado en este acto junto a otros representantes institucionales, como el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el presidente de la Diputación Provincial, Santiago Cabañero, entre otros. Por supuesto, han estado presentes el director general de Intermalta, Carlos Álvarez Fernández; el presidente del Grupo Mahou San Miguel, José Antonio Mahou Herraiz, y el director de Intermalta Albacete, Faustino López.

En su intervención, Casañ ha destacado la necesidad de seguir apoyando a nuestros empresarios «ya que su éxito es el de todos y nuestro deber es conseguir que las empresas apuesten por Albacete para invertir y crear sus sedes”. «Desde el Ayuntamiento de Albacete debemos favorecer ampliaciones empresariales y nuevas implantaciones, y evitar que empresas que ya están funcionando aquí se trasladen a otras provincias, eso es lo que tenemos que hacer los servidores públicos, apoyar y no molestar, ayudar y no entorpecer», ha dicho Casañ.

El regidor no ha querido finalizar su intervención sin un reconocimiento al peso que la industria agroalimentaria ha tenido y tiene en la economía de la capital, este sector «ha sido el sustento de muchas familias a lo largo de la historia», ha dicho Casañ, que ha alabado que empresas como Intermalta hayan sido ejemplares en su determinación por buscar nuevos horizontes.

Las instalaciones de Intermalta cuya ampliación ha sido hoy inaugurada se sitúan en el polígono de Romica. Tras el acto inaugural, los responsables institucionales han podido conocer la zona de humedecimiento y preparación de cebada que se sitúa en la novena planta y han conocido de cerca el proyecto de ampliación, la zona de rotación y secado de la cebada y, por último, los nuevos silos. Con esta ampliación, bautizada por la empresa como Proyecto Cervantes, la maltería ha pasado de una capacidad de procesamiento de 60.000 a 100.000 toneladas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here