Alcázar de San Juan invertirá 33.000 euros en la recuperación de la Fonda de la estación de tren

Se pretende convertir en un centro de recepción de visitantes y espacio cultural

 

El Ayuntamiento de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) ha iniciado las obras de recuperación de la antigua Fonda de la estación de ferrocarril, para adaptarla a la normativa y convertirla en un centro de recepción de visitantes y espacio cultural, unas obras que supondrán una inversión de 33.000 euros -que compensarán el coste de 8 años de arrendamiento de este espacio a ADIF- y que permitirán que la Fonda se abra al público en primavera.



La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, acompañada por el concejal de Proximidad, Javier Ortega, ha visitado las obras de la Fonda de la estación que acaban de iniciarse para reconvertir este lugar en centro de recepción de visitantes y espacio cultural.

«Recuperar la Fonda de la estación es una de las obras que mayor ilusión nos hace al equipo de Gobierno, ya que se trata de recuperar parte de nuestra historia», ha expresado la primera edil que ha resaltado la importancia y la simbología que este lugar tiene para generaciones de alcazareños y para miles de viajeros que han pasado por la estación de Alcázar en sus 160 años de existencia.



Según ha informado el Consistorio en una nota de prensa, las gestiones para recuperar la Fonda y reconvertirla en un nuevo espacio público –para recibir a los visitantes que llegan a Alcázar en tren y como sala cultural para exposiciones, representaciones y actuaciones musicales incluidas en el programa municipal– comenzaron al inicio la legislatura, demorándose estos años por las negociaciones y los trámites que han concluido con el contrato de arrendamiento al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

Un acuerdo por 8 años -con posibilidad de prórroga- que se cubrirá con la inversión que invertirá el Ayuntamiento en la adaptación y reforma de un espacio que ha permanecido cerrado durante años. «La sala no se encuentra en mal estado, sólo el lógico deterioro y suciedad por haber estado inutilizada. Pero hay que adaptar la instalación eléctrica y otras cuestiones a la normativa actual, lo que nos llevará al menos tres semanas», ha explicado Melchor.


Vinícola de Tomelloso

Tres semanas tras las que se iniciará la decoración y adaptación del espacio para su uso, conservando un rincón como museo, en el que se recreará cómo era la Fonda antigua.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí