Agentes de la Guardia Civil de Albacete, adscritos al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), han detenido a dos vecinos de la capital albaceteña, de 30 y 37 años, como presuntos autores de un delito relativo a la protección de la flora y fauna al ser sorprendidos cuando cazaban liebres con tres galgos sin la licencia preceptiva y sin autorización del titular del coto, ubicado en la localidad La Gineta.

Además, se da la circunstancia de que ambos se encontraban inhabilitados para la práctica de la caza en Castilla-La Mancha por tener numerosos expedientes sancionadores por infracciones de la ley que regula el ejercicio de la caza, tal y como ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.


Vinícola de Tomelloso

La Guardia Civil, como medida cautelar, decomisó los tres perros utilizados para la caza, que fueron entregados en una sociedad protectora de animales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí