El nuevo Convenio Laboral que se ha discutido este lunes en el Pleno de la Diputación de Albacete ha puesto al descubierto que las buenas relaciones entre el PSOE y Ganemos, y que hasta ahora han permitido que los primeros gobiernen en la institución y saquen adelante acuerdos tan importantes, como los presupuestarios, está en la cuerda floja.
No han conseguido ponerse de acuerdo, y de hecho, si el nuevo convenio laboral ha salido adelante, ha sido gracias a la abstención del Partido Popular y de Ciudadanos, y no precisamente a la negativa de Ganemos.
Y es que, mientras el diputado de Personal, Ramón García explicaba que con el nuevo convenio, su acuerdo marco y un ‘Bloque de Mejoras’ se consigue volver a la senda de la legalidad, tras varios informes negativos a este respecto, por parte del Tribunal de Cuencas, desde Ganemos, su portavoz, Victoria Delicado, insistía en que volverán a incurrir en esa “ilegalidad” y que no se da un encaje válido.
Pero el caso, es que tras varios turnos de intervención, la paciencia del diputado socialista, ha debido colmarse y ha acusado a Delicado de “haber estado jugando una partida de póker, con un comodín en la manga” al haberse “opuesto” a las soluciones propuestas en la mesa de negociación.
A lo que la portavoz de Ganemos ha respondido que ellos han “ido de frente y con valentía” y que “nada de cartas de juegos ni puñetas en latín”.

Ramón García ha reiterado que el objetivo de la corporación de Gobierno ha sido “buscar encaje legal a todos los informes contrarios del Tribunal de Cuentas” y garantizar la “tranquilidad” de aquellos que “mes a mes firman las nóminas de los trabajadores” y que con este nuevo convenio colectivo  “se ha dado un paso adelante porque se termina con una situación muy complicada”, ha finalizado.
Por su parte, el grupo provincial de Ganemos ha votado en contra del nuevo convenio colectivo al asegurar que el nuevo ‘Bloque de mejoras’ es “alarmante” y que “volverá a incurrir en la ilegalidad” una vez que se aprueben los Presupuestos de 2018 de la Diputación .
“El Convenio no se aprobará en nuestro nombre ni con nuestro silencio”, porque no “resuelve” en su opinión las retribuciones irregulares ya señaladas por Intervención y el Tribunal de Cuentas, que asciende a casi 3 millones de euros, como un Plan de Productividad objetivado” . Desde Ganemos tampoco están de acuerdo con la una vigencia del convenio para cuatro años.
Delicado también ha criticado que el nuevo convenio no recoja una Oferta Pública de Empleo que “acabe” con la temporalidad y que las mejoras abren una “brecha” y un agravio comparativo entre los funcionarios de Diputación y de otras instituciones.
Unas declaraciones que le han valido para que varios trabajadores, presentes en la sala, le reprochasen y reprobasen sus declaraciones y su “no” al convenio.

EL PP PERMITE QUE SALGA ADELANTE EL CONVENIO COLECTIVO

Finalmente, el Pleno de la Diputación de Albacete ha aprobado, solo con los votos favorables del equipo de Gobierno, el  nuevo Convenio Colectivo que regulará las condiciones laborales de los trabajadores de la administración para los próximos cuatro años
Por su parte, tanto el grupo provincial de Ganemos como el Partido Popular han decidido abstenerse. Desde el PP, su diputado Constantino Berruga ha explicado que, a pesar de no estar “plenamente de acuerdo”, permiten su aprobación por “responsabilidad”  y han visto con muy buenos ojos que el nuevo convenio tenga una vigencia de 4 años ya que, según ha asegurado, “da estabilidad al equipo actual y al que pueda venir”.

“A pesar de las comedias románticas que hemos protagonizado con los sindicatos, queremos que tengan claro que facilitamos que este documento tenga vía libre”, ha finalizado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre